Share this:

" />
25 de Mayo de 2013 | TalCual CRÓNICAS DOMINICAS Mario Silva R.I.P. -LUIS CHUMACEIRO

Screen Shot 2013-05-25 at 8.04.27 AMDebo confesar que hubiera deseado otro fin para el amigo. Él merecía la honorable muerte por la espada.

Yo lo veía, después de la maléfica denuncia, levantando la cara, gritando al mundo: “Es verdad, soy yo, un revolucionario puro, el mismo que gozó de la confianza del líder, el que marcó la pauta durante una década, todo lo que digo es cierto, la corrupción acabará con este régimen y Diosdado es la versión del cáncer que corroe el cuerpo del proceso”. Pero no, no hubo altivez, fue una imagen triste, llorosa, sustentada en alguna sustancia o licor, en la que se develaba la desesperación. La despedida resultó muy tosca, sin libreto, él mismo se disparó el tiro de gracia.

Pero quién planificó esta parodia. Me refiero a la conspiración y no a la despedida. Lo primero que se debe advertir es que los presuntos verdugos, la oposición, apenas colocó una vela en el entierro. Pero ese muerto es de otro; más bien, se puede decir que fue utilizada, muy a su gusto, como el brazo ejecutor. Ejecutó su venganza contra quien impúdicamente se dedicó a destruir a los enemigos con tácticas similares; pero, el pensamiento malandrín está en un titiritero más exquisito. El costo de darse el gusto de impactar con la misma piedra a Mario y Diosdado ha sido desplazar los grandes temas nacionales y fijar el foco en un show armado que hasta la morrocoya que dirige la Fiscalía está dispuesta a proseguir. Pero la respuesta sigue pendiente.

¿Quién montó esta obra de teatro? El primer sospechoso está descartado.

Mario fue aplastado y se quedó sin programa. Llegué a dudar hasta que vi el triste espectáculo que dio con dos payasitos que, queriéndole hacer el juego, lo hundieron más. Que fue un montaje de la CIA; luego apareció el Mossad y sus helicópteros sobrevolando el canal para absorber las ondas hertzianas que fueron utilizadas para simular la voz del conductor de La Hojilla; finalmente, la duda, la terrible duda, ¿de dónde salieron los tiros? La confesión conclusiva fue el clímax: “Estoy gravemente enfermo y me voy a Cuba”. Ahora los Castro tendrán que desembolsar un dinerito para mantener tan interesante personaje.

Pero si no fue Mario, ¿quién fue? Definitivamente no fue Diosdado porque a él no le debió gustar que se afirmara que “dos de sus puntos de financiamiento muy importantes eran CADIVI y el SENIAT; es decir, Barroso, y su hermano José David Cabello. Y el otro punto era su control sobre el SEBIN, sobre el DIM, con Rodríguez Torres y Figueroa Chacín. Es decir, aparte de eso nos encontramos con un control a medias de dos instituciones que son altamente peligrosas: CICPC que está en manos de Cabello también, y la Policía Nacional…”.Tampoco le debió resultar agradable la acusación de que está desangrando a CADIVI; o que está planificando un golpe con sus compañeros de la promoción maldita del año 85; o la incunable: “Si Diosdado toma PDVSA nos terminamos de joder”. Son solo muestras de una grabación dedicada a torpedear la línea de flotación de Diosdado.

¿Pudo ser Maduro? Muy difícil. Aparte de ilegítimo, ahora el charro es un bolsa manipulado por todos y, en especial, por Cilia.

Seguramente existían formas más dignas de sacudirse del yugo que mostrarse con la debilidad y orfandad extrema que hasta los mayordomos de Miraflores deben detectar.

Dicen que cuando Maduro pasa por las prevenciones de seguridad las carcajadas se dejan oír hasta el 23 de Enero. ¿Fue el G-2 por órdenes de Raúl o Fidel? Solo el Diablo sabe.

Pero lo dudo. Sería un autogol sin precedentes en demonios tan peligrosos.

La respuesta hay que buscarla en el dinero. ¿Quién pagó la grabación? Porque definitivamente un cubano salió con una maleta de dólares por los servicios prestados. A esta hora, el desertor debe estar tomándose un café aderezado con pálinkaen en el Café Gerbeaud, en la Plaza Vörösmarty de Budapest. Y la corrupción triunfó otra vez, apropiándose de bancos, compañías de seguro, medios de comunicación y pare usted de contar. A la espera de la sucesión, de dondequiera que esta venga, porque Maduro está pegado con saliva y ya no les sirve para nada. Requiem aeternam dona ei Domine. Et lux perpetua luceatei. Requiescat in pace. Amén.