AMÉRICO MARTÍN @AmericoMartin | Asedio tridimensional
Viernes 14 de Agosto de 2015

Las provocaciones oficialistas seguirán. Con más razón la oposición debe apechugar manteniendo la unidad

¿Estamos cerca de una crisis humanitaria? Según la CEPAL, al cierre del 2015 el país será el de mayor decrecimiento

 |Américo MartínTalCual

Screen Shot 2015-08-16 at 8.03.05 AMAcostumbrado a enfrentar temores con zarpazos, el Poder busca la piedra filosofal. ¿Será posible ahuyentar la pesadilla del 6D con un fulminante madrugonazo militar? En diciembre de 1957 el dictador Pérez Jiménez anunció que convocaría un plebiscito y no las elecciones pautadas por la constitución.

El insólito atentado transcurrió muy bien, pero el dictador fue derrocado un mes después.

Todo parecía favorecerlo. Situación económica estable, militares entregados al dictador, y efluvios de la guerra fría. De DDHH escasamente se hablaba.

Dos bloques de poder dominaban el mundo con el protocolo infame de tolerar los dictadores fieles al otro.

-Es un HDP, había declarado un presidente norteamericano… pero es nuestro HDP En la otra banda reinaban tiranos bárbaros a la sombra de la superpotencia soviética.

El mundo experimentó un cambio radical a fines de los años 1950. La causa de los DDHH se fortaleció en grado tal que el sistema jurídico y los pactos multilaterales regionales comenzaron a cerrarse a gobiernos sin legitimidad de origen.

El aislamiento del madurismo avanza. La impecable declaración del secretario general de la OEA sobre la “observación” de las elecciones y no el simple “acompañamiento” es un signo de los tiempos.

Que la quimera socialista sXXI se desploma, se aprecia en la enérgica declaración de los suecos mandándola al diablo.

Quedaban atrás sus ternuras prochavistas Ayuntamientos de España exigiendo democracia y libertad del Alcalde Ledezma, López y demás presos políticos fue suscrita por los partidos mayoritarios, PP, PSOE y Podemos.

Tenido éste como afín a Maduro, firmó la dura condena de su política. En Salvador y Paraguay, la OEA adoptó la “doctrina Betancourt” contra gobiernos de facto.

La dimensión social tampoco marcha.

¿Estamos cerca de una crisis humanitaria? Según la CEPAL, al cierre de 2015 el país será el de mayor decrecimiento regional (-5.5%) seguido de Brasil (-1.5%) El peso muerto de Brasil y sobre todo de Venezuela, reducirán a 0.5% el crecimiento de la Región. 

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social registra 2836 protestas sociales, 56 saqueos materializados y 76 intentados en el primer semestre de 2015 ¡Y algunos critican la “pasividad” popular! Maduro bufa, insulta, regaña pero la cita comicial sigue ahí.

¿Y si aprovechara la efervescencia pasional de la oposición para convencerla de que abstenerse es su mejor carta? ¿Y si las irritaciones en la MUD pudieran alentar los “terceros caminos”? Grato esguince: salvarse con ayuda del rival. Con las inhabilitaciones, anulación de partidos y contradicciones de la oposición, el gobierno trabaja contra sus adversarios. La amplia mayoría registrada por todas las consultoras se desvanecería si prevaleciera la ciega pasión La dimensión política es decisiva. La polarización es extrema: democracia o dictadura, crecimiento o retroceso, mejor o peor calidad de vida.

El gobierno confía en desmoralizar a sus rivales, pero la razón se defiende. Inhabilitada, la digna María Corina sentó cátedra salvaguardando la unidad.

Los arúspices del zarpazo son políticos impropios. La tendencia es auspiciosa para la democracia aunque haya imponderables. Ahí se disocian “político” y “adivino”. Aquel dice: “canalicemos todo el potencial disidente hacia la unidad”. Este profetiza: “no habrá elecciones”.

Las provocaciones oficialistas seguirán. Con más razón la oposición debe apechugar manteniendo la unidad democrática y votando el 6D. Único talismán en la borrasca.