AMÉRICO MARTÍN @americomartin | Domingo de gracia

23-7-2017Screen Shot 2017-07-24 at 8.35.06 AM

La colosal demostración democrática del domingo 16 en todo el territorio nacional y en 605 puntos de 86 países no tiene precedentes; en Venezuela, estoy seguro, en la América latina o románica como la llamó alguna vez Domingo Faustino Sarmiento, me parece que tampoco; y en EEUU y la América anglohablante, no descubro algo semejante.

Notables como Luis Almagro –sin duda el mejor secretario general de la OEA desde su fundación en 1948– los expresidentes agrupados en IDEA y el solidario intelectual Fernando Mires, subrayan su carácter de modelo planetario, cuando la Tierra sigue atenazada entre la libertad y el miedo.

Los rectores de las Universidades Nacionales y de la UPEL, garantes de la Consulta organizada por la MUD, informaron por medio de su ilustre vocera Cecilia García Arocha, los resultados oficiales de la estupenda jornada.

¡Fueron 7.656.894! Más cerca de 8 que de 7 millones de almas. Saltan a la vista la altísima participación, la perfecta organización, la unidad no solo de la MUD, que reúne tantas corrientes de pensamiento diferentes, sino del pensamiento democrático en su totalidad, expresado por miríadas de grupos y personalidades independientes. No se exagera al decir que fue una Consulta ejecutada por el pueblo para el pueblo. Se puso en evidencia que el CNE no está para resolver problemas sino para agravarlos y que es prescindible el Plan República; diseñado para custodiar militarmente el sufragio con efectivos militares, no se aplica en la mayoría de los países y si alguna vez fue necesaria en el nuestro, hoy dejó de serlo. Lo probó la Consulta del 16 de julio.

La movilización ciudadana salvó la Consulta de la hostilidad del Poder y de la arremetida salvaje de paramilitares llamados colectivos. En su desesperada orgía cobraron impunemente una nueva vida en Catia, la parroquia más populosa de Caracas. Aumentan sus crímenes, sus prontuarios y también el coraje de sus víctimas.

¿Y ahora qué?

El programa está en las preguntas que el pueblo ha respondido. No se aparta ni un milímetro de la Constitución. Pero dado que supone un eventual cambio legal del mando, esgrimen la constituyente, sin y ahora contra la opinión soberana. Una hiper-reacción para saciar la sed de poder extremando el totalitarismo. Una sola voz, una sola ideología (o manía; de ideologías no hablan ya) un silencio de botas claveteadas, un dominio comunicacional absoluto. Semejante ignominia es universalmente rechazada. Están severamente aislados. Por contumacia pueden leer en la pared el Mane Tesel Fares bíblico del fin del rey Baltazar.Screen Shot 2017-07-24 at 8.46.23 AM

¿Tiene salida el gobierno? La MUD, en palabras de Freddy Guevara, ofrece una. Negociar en paz, desechar la constituyente y medirse electoralmente. Perdería, pero ganar y perder es normal en democracia y dispone de abrigo constitucional.

El chavismo crítico y la Institución armada manifiestan su irritación. El pantano en que yace Venezuela obliga a confluir. La Nación une y se une, sostiene la Constitución y exige solución pacífico-electoral.

He ahí la voluntad del pueblo conforme a la histórica jornada del domingo.

Domingo de Gracia, por mandato nacional.