AMÉRICO MARTÍN @AmericoMartin | La suprema ciencia
Viernes 28 de Agosto de 2015

La discriminación por nacionalidad ya es violar DDHH, más si se acompaña de imágenes de los perseguidos

Los medios libres exhiben su enaltecido papel durante guerras, genocidios o violaciones masivas de DDHH

| 

 

TalCual

Screen Shot 2015-08-29 at 12.27.32 PM

 

Confiemos en la Política, esa ciencia menos reconocida de lo que merece y que desde sus orígenes fue concebida para eso, para administrar las ciudades, resolver los problemas del Estado tratando de no fraccionar la sociedad en irracionalidades enfrentadas cuchillo en mano. Maduro está incendiando las fronteras, y Diosdado ­en su empeño de aparecer como el más “templao”-promete extender el estado de excepción a “todos los borderlines”.

-“De ser necesario” acota, tratando de cubrirse con la infaltable hoja de parra.

Taconeando sus pantuflas cual imaginarias botas de campaña, repite el lema de los boy scouts: ¡Siempre Listos!.

El hecho es que son ellos quienes deciden cuándo un zarpazo sea”necesario”. Se pagan, se dan el vuelto y se tiran al suelo acusando a los demás.

Los medios libres exhiben su enaltecido papel durante guerras, genocidios o violaciones masivas de derechos humanos.

Están mostrando crudamente lo que está ocurriendo ahora mismo en la frontera colombo-venezolano.

Muestran imágenes de los expulsados portando lo que pueden a través del río Táchira: mujeres, ancianos, niños. Sus casas han sido destruidas. Imágenes terribles. Marcadas D las que serán reducidas a polvo. Gozoso de semejante crueldad, alguien puso en un escombro la firma del autor: GNB.

No es solo lo que hacen sino cómo lo hacen.

¡Las víctimas son seres humanos! -Santos no quiere que violemos los derechos de los colombianos. ¿Y qué quiere? ¿Qué violemos los de los venezolanos? La discriminación por nacionalidad ya es violar derechos humanos, más si se acompaña de fotografías e imágenes de los perseguidos.

-¡Lo que no queremos, señor, es que no se violen los derechos de los seres humanos en la corteza de la Tierra, cualquiera que sea su lugar de nacimiento! La oportunidad para iniciar un cambio pacífico-electoral hacia la convivencia democrática comenzará el 6D. Ahí mismo, a la vuelta de la esquina. No creo que haya en el gobierno quien tenga todavía la esperanza de ganar la voluntad mayoritaria.

No hay en la oposición quien dude de la amplia victoria que lograría la MUD, pero tampoco se aprecia que el régimen se esté preparando para perder el poder absoluto.

No tiene validez el temerario aforismo de los voluntaristas: “querer es poder”. A nadie le gusta perder unas elecciones. El punto es que para burlar el voto mayoritario el audaz que lo intentaría se encuentra hoy más aislado y minado internamente que nunca. Eso de pelear al mismo tiempo con varios gobiernos, incluidos los fronterizos y de buscarle camorra al primero que critique o se solidarice con perseguidos venezolanos, es conspirar contra sí.

Es difícil entender la absurda respuesta disparada por el dócil CNE a la oferta emanada del secretario general de la OEA, de enviar una misión de observación de las parlamentarias venezolanas, como rutinariamente aceptan todos los países latinoamericanos.

El CNE puede hacer suya la teoría del “acompañamiento” y discutirla provechosamente con la OEA. ¡Qué va! Contagiado de belicismo prefirió insultar a Luis Almagro.

Ignoro si el conflicto fronterizo se escalará, pero el gobierno no puede seguir jugando con la vida, la seguridad, la paciencia de Venezuela. El 6D su gestión será castigada por el pueblo.

Perseverando en la unidad, acompañando a las víctimas, concentrando el voto sin dispersarlo en vanos “terceros caminos” y atrayendo sin prejuicios a quienes puedan ser atraídos, la alternativa democrática emergerá como la invencible fuerza de reunificación nacional.