AMÉRICO MARTÍN Compañeros difíciles
Sábado 20 de Septiembre de 2014 |TalCual

Screen Shot 2014-09-20 at 12.04.06 PM¿Pero lo entienden todos los afectados?

…a personas de gran talento, este rolling a pitcher se les va entre las piernas…

Un excelente amigo me habla del estado de salud de la unidad ­¿Cómo puede haberla se queja- si sus componentes no se entienden ni siquiera en lo del aumento de la gasolina? Siendo así, mucho menos se concertarán en los temas decisivos.

¿Como cuáles? ­Bueno, tú sabes, la forma de cambiar este demencial régimen. Los partidos de oposición están divididos. Unos apuestan a las elecciones del año próximo y otros enfatizan el torbellino social. Por esas disonancias el descrédito del gobierno no es aprovechado. Y la MUD nada que hace.

Le duele que la oposición sea plural. La MUD ­piensa- es muy débil para imponer una voluntad única.

No es que no pueda ­vuelve a la carga es que no quiere. Son dirigentes inteligentes y experimentados. El problema es que algunos tienen miedo, otros se han pasado secretamente al gobierno. Mientras habla, se altera.

¡Están vendidos! ¡Hay que cortar por lo sano! Debemos romper con ellos y denunciarlos por aliarse con Maduro o Diosdado, qué se yo.

No descarto que haya laboratorios de guerra sucia interesados en fomentar estallidos emocionales para mejor golpear a los líderes democráticos y a la única plataforma unitaria que han constituido. No descarto nada. Son prácticas usuales en manos de cínicos, pero como para mí no pasan de ser por el momento más que conjeturas, no las utilizaré como argumento.

No debato para vencer a nadie. A lo sumo, para racionalizar mis creencias. En todo caso, éstas son:

1 Que los componentes de la MUD no estén de acuerdo en algunos o muchos aspectos políticos y programáticos es una sólida prueba de autenticidad; un reflejo de su naturaleza plural. Que no haya un organismo o un líder en capacidad de imponer una única voluntad es un peligro para el gobierno pero es una fortaleza para la oposición. Tanto uno como otra tratan de conquistar una mayoría consistente, aquél para retener el poder; ésta para derrotarlo sin apelación. Si sabemos que la sociedad ­cualquier sociedad- es diversa y reúne en ella las más disímiles opiniones, las variadas corrientes del pensamiento y los líderes más inconformes, mejor podrá interpretarla una fuerza plural de dirección colectiva. Será ella capaz de reunir, sin proscribir, las ideologías y las más crepitantes opiniones. Tendrá en principio mejores posibilidades que otra de pensamiento e ideología única, jefe endiosado e inapelable.

2 He dicho “en principio” dado que en la realidad viva no siempre ha ocurrido así. Ideologías únicas, inclinadas a silenciar o aplastar divergencias fueron el marxismo-leninismo, el maoísmo, el peronismo, el falangismo, el nazi-fascismo. Llegaron a dominar ampliamente en sociedades original y naturalmente plurales. Es obvio que para imponer su exclusiva manera de pensar se apoyaron en la fuerza de las bayonetas y el monopolio ideológico. No obstante, a la corta, la media o la larga estos ensayos se derrumbaron. Para sobrevivir, algunos ­China, caso emblemático se pasaron a la otra acera, aunque en el frontispicio conservaran ciertos emblemas revolucionarios que la pátina del tiempo está oscureciendo.

3 La anomia ideológica del chavismo, la ineptitud para mantener sus estólidos ensayos, la corrupción, el canibalismo, la crítica situación económico-social y la tenaz oposición democrática, acrecientan la esperanza del cambio democrático en Venezuela.

4 Que los adversarios chavistas al poder central sean escarnecidos es una manifiesta debilidad que paga un costo.
Que en la oposición convivan opiniones distintas y hasta contrarias solo prueba que no hay chavismo al revés.
Que las opiniones se confronten abiertamente debería fortalecer la unidad opositora. En el pluralismo la solidez de las partes es la solidez del todo. Castrar, silenciar o condenar diferencias daña la unidad y la de cada uno de sus componentes.
Por añadidura, ventilar ideas polícromas es un atractivo para quienes se separen del asfixiante régimen de ideología única.
Siempre y cuando…

5 Siempre y cuando quede a salvo la premisa unitaria de la alternativa democrática: el salto de la autocracia a la libertad, lo que desaconsejaría el uso de las diferencias para desacreditar a la MUD o al aliado dispuesto a competir.

6 Los partidos, líderes democráticos y dirigentes del hervidero social deben ganar a quienes puedan en sana lid con los demás factores de la oposición. Las competencias, incluida la del liderazgo, serán necesarias si no se desvían tendenciosamente contra la unidad.

7 Cada nota del piano tiene un sonido propio. Tocadas artísticamente dan lugar a una sola melodía. La democracia es así: de las discrepancias conjugadas se va a la causa suprema, al modelo de convivencia creativa de todas las corrientes.

8 Un candidato adicional al que ya tienen es catastrófico para el gobierno, pero muchos candidatos fortalecen a la oposición. ¡Que compitan sin agredirse, desarrollen su musculatura y acrecienten sus seguidores! Eso es extraordinario, habida cuenta de que al final decidirán las primarias y los consensos indiscutibles.

9 La MUD no está para sustituir partidos o dirigir conflictos. Para esas faenas, los partidos y líderes sociales. La MUD coordinará, declarará, respaldará, dialogará, organizará elecciones, será símbolo mundial de la fuerza democrática. Eso es suficiente y extremadamente importante. Pedirle que actúe como partido o líder social es un error. Exhortarla a que encabece la lucha social y darse a sospechar traiciones si no lo hace es injusto y contraproducente.

10 Está muy bien. ¿Pero lo entienden todos los afectados? Lo dudo. Veo a personas de gran talento a quienes este rolling a pitcher se les va entre las piernas. Y mientras así sea, la MUD, agredida ferozmente por su propia familia, estará neutralizada, pese a sus enormes potencialidades.