Share this:

" />
Argentina alivia las restricciones a la compra de dólares tras la caída del peso

Screen Shot 2014-01-24 at 8.40.34 AMAGENCIAS Buenos Aires 24 ENE 2014 Screen Shot 2014-01-24 at 8.37.17 AM

El Gobierno permitirá a los ciudadanos adquirir divisas también “para tenencia y ahorro”

La cantidad máxima estará condicionada a las rentas

El Gobierno argentino ha anunciado este viernes que permitirá a particulares adquirir divisa extranjera para tenencia y ahorro, en medio de un desplome del peso argentino frente al dólar sin precedentes en más de una década. “Hemos decidido autorizar la compra de dólares para tenencia y ahorro”, anunció el jefe de Gabinete de Gobierno, Jorge Capitanich, en una breve comparecencia en plenas vacaciones. Durante su intervención estuvo acompañado por el ministro de Economía, Axel Kicillof.

Capitanich ha explicado que la compra de dólares se autorizará “de acuerdo al flujo de ingresos declarados” y que además “se ha decidido disminuir el anticipo del impuesto de las ganancias del 35% al 25% para el comprador”, que se situará en el 20%. La medida suaviza la política de cambio controlado del Gobierno de Fernández de Kirchner ya que añade dos criterios nuevos para autorizar la compra de dólares. Con ella, el Ejecutivo apuesta por facilitar el acceso de los argentinos al mercado oficial, con vistas a reducir el recurso al al dólar blue, que es como se conoce en el país a la divisa que se mueve en el mercado negro.

“Esta decisión obedece a que en el marco de la política cambiaria de flotación administrada del tipo de cambio, el Gobierno considera que el precio de la divisa, es decir del dólar, ha alcanzado un nivel de convergencia aceptable para los objetivos de la política económica”, ha concluido el jefe de Gabinete. Las medidas se instrumentarán a partir del próximo lunes, aunque el país está en plena época estival, lo que reduce la actividad financiera en la capital, Buenos Aires.

El miércoles por la mañana se podía comprar un dólar en el mercado oficial por 6,89 pesos. Por la tarde ya se necesitaban 7,13 pesos para conseguir un dólar. El Banco Central no quiso intervenir y dejó que el mercado siguiera su propia dinámica. Pero el jueves, la moneda nacional perdió hasta un 12% de su valor respecto al día anterior, cruzó la barrera de los ocho pesos a cambio de un dólar y el Banco Central tuvo que vender unos cien millones de dólares procedentes de sus reservar para evitar que continuara depreciándose el peso. El problema es que las reservas del Banco Central hace varias semanas que bajaron la barrera de los 30.000 millones de dólares y se encuentran en su nivel más bajo desde hace siete años.

MÁS INFORMACIÓN