Share this:

" />
Capriles a Maduro: Quieren tapar problemas con insultos
EL UNIVERSAL jueves 6 de febrero de 2014
Screen Shot 2014-02-07 at 7.11.24 AMCapriles encabezó un gabinete parroquial en Santa Teresa del Tuy
CORTESÍA PRENSA HCR

Ratificó su deslinde de quienes buscan golpes de Estado desde la oposición

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, expresó ayer su molestia por la actitud del Gobierno nacional que, por un lado ofrece diálogo y por el otro arrecia los insultos en su contra. Ayer, durante un gabinete parroquial en Brisas de Vista Linda, en Santa Teresa del Tuy, ratificó que para él “la vida de los venezolanos no tiene color político” y en búsqueda de una solución al problema de la violencia, coordinará con el Ejecutivo las acciones que sean posibles.

“Deje quieto al que está quieto. Póngase a trabajar porque tiene al país vuelto leña”, expresó Capriles con tono de exasperación, dirigiéndose a Nicolás Maduro y se quejó de que “quieren tapar los problemas con insultos”.

“Nosotros pusimos nuestras diferencias a un lado y fuimos a las reuniones con los representantes del Gobierno porque creemos que la vida de los venezolanos no tiene color político y queremos resolver el tema de la violencia. Yo no voy a caer en ese juego de los dimes y diretes. Venezuela conoce mis principios y de lo que se trata nuestra lucha. Que nadie se confunda, yo creo en el diálogo, no en los insultos”, dijo el gobernador ayer al mediodía.

A los pobladores que asistieron les recordó que en esa región en las últimas elecciones le han reiterado la confianza al chavismo, pero siguen desasistidos, viviendo “en casas de cartón o de latón” y “padeciendo calamidades”. Reiteró su denuncia de la mala gestión del Gobierno nacional y particularmente de Maduro -“el último año nos cayó una pava”- que ha significado que el ingreso petrolero no se traduzca ni en producción, empleo o servicios eficientes.

“No queremos un país donde haya que hacer cola para todo, no lo merecemos”.

La intervención de Capriles fue transmitida en vivo por su canal en internet. Sin llamarlos por sus nombres, también aludió a Leopoldo López y María Corina Machado, promotores de asambleas de calle para buscar “la salida”. Les criticó que en sus actividades “no están los pobres” ni tampoco hay propuestas que los incluyan y sugirió que el domingo, en el encuentro que se realizó en Chacaíto, hubo poca concurrencia.

“Si yo hubiera convocado a la actividad dirían que resultó un fracaso, ahí estaría reventado”, dijo para significar que sus críticos le cargan la mano.

“Nosotros no vamos en esa dirección, porque estamos construyendo un proyecto que incluye a la inmensa mayoría del país”. Denunció también que “hay laboratorios en las redes (sociales)” promovidos por sectores de la oposición para atacarlo. “Ya yo sé de dónde es que operan, dónde se meten” y alertó que desde esos sectores presionan “para tratar de meternos a nosotros en una agenda que no es la nuestra. La agenda nuestra es ¡social!, la salida ¡es social! (…) Creemos en la unidad del pueblo y en quienes tienen una visión para los pobres, una visión social”.

El gobernador de Miranda afirmó que algunos usan la unidad “como chantaje”. “A los que creen mí, tengan paciencia, las cosas se dan con esfuerzo, con trabajo y teniendo claro el objetivo, no como carro chocón, viendo con quien chocamos hoy.”. “Vean a su alrededor, nosotros no creemos ni en salidas violentas ni en salidas por golpes de Estado. Lo hemos dicho y lo seguimos reiterando. Vea a su alrededor, el problema no está aquí. Diálogo es diálogo, diálogo no es insulto”.