CARLOS CANACHE MATA @CarlosCanacheMa ‏ | La crisis que se niega

CARLOS CANACHE MATA un21 diciembre, 2017

Es del conocimiento internacional la crisis humanitaria que actualmente dramatiza la vida de los venezolanos.

La Cidh ha dicho que “la crisis humanitaria que viene enfrentando Venezuela como consecuencia de la escasez de alimentos y medicamentos también ha conllevado que muchos venezolanos hayan tenido que migrar a otros países de la región”. El FMI reportó que “la grave crisis humanitaria se ve complicada por el empeoramiento de la pobreza, el colapso del sistema de salud, crecientes preocupaciones en materia de seguridad y un éxodo cada vez mayor de gente a países vecinos”.

La OMS, la FAO y la ONG Cáritas Internacionalis (“54% de los niños tienen algún nivel de deficiencia nutricional”) también creen que en el país hay una emergencia humanitaria. Esa generalizada opinión la confirma la ONG internacional Acaps, especializada en la cuestión humanitaria, cuando incluye a Venezuela en el listado de 12 países del mundo que “enfrentan una grave crisis humanitaria”.

¿Por qué hemos llegado a esta dolorosa situación? Sin duda, por el rotundo fracaso de la dirección de la economía nacional instrumentada por el llamado “socialismo del siglo XXI”. Primero, se ha destruido el aparato productivo, que ya lleva cuatro años de contracción económica, y que, en el caso del sector primario, se materializó en que solo podrá cubrir entre el 25 y el 30% del consumo, según acaba de informar la Confederación Nacional de Asociaciones de Productores Agropecuarios. Segundo, ya nadie discute que estamos inmersos en un proceso hiperinflacionario que arruina el poder adquisitivo del ingreso de los venezolanos (según el reputado Cendas FVM, se necesitan 29 salarios mínimos para comprar la Canasta Alimentaria).

Tercero, al déficit de la falta de producción interna de alimentos se suma el déficit de medicamentos originado por el declive de la industria farmacéutica, que no podrán salvarse, debido a la escasez de divisas, con las importaciones (en este año 2017 cayeron a apenas 11,8 millardos de dólares, de los cuales solo el 27% se entregó a la empresa privada). Según la Federación Médica Venezolana, los principales hospitales del país tienen alrededor del 5% del material necesario para la atención médica que se le solicita.

Esa es la cruda realidad, y solo el régimen dictatorial que padecemos la niega, y, lo que es peor, rechaza la ayuda humanitaria del exterior con el argumento risible, si no fuera porque se trata de un asunto trágico, de que sería o se prestaría para una intervención extranjera.