CARLOS CANACHE MATA @CarlosCanacheMa ‏ | LA CUENTA REGRESIVA

CARLOS CANACHE MATA un27 Julio, 2017

 

A 72 horas de la elección de los miembros de la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, nadie sabe exactamente cuál será el desenlace final de lo que está pasando. El domingo 30 de este mes lo que vamos a ver es una pantomima, dice reciente editorial del diario español El País. La farsa constituyente fue convocada inconstitucionalmente y con bases comiciales que burlan la universalidad y la igualdad del sufragio. Y políticamente, salta por encima de la consulta popular del 16 de julio que fue, como dijo el historiador  Tomás Straka, una de las protestas cívicas más grandes de la historia, y habrá que sacar cuentas para saber si no fue la más grande. Nada ha impedido el montaje de la trampa.

No se puede decir que la oposición, representada por la MUD, no abrió la puerta para darle salida a la crisis. En su comunicado público del lunes 17, manifestó que, si se acataba el mandato de la consulta popular y se revocaba la propuesta constituyente, estaba dispuesta a discutir alternativas serias que conduzcan a la superación política  y sin más traumas de esta tragedia colectiva, pero sin renunciar al restablecimiento del orden constitucional quebrantado. Eso implicaría que la Guardia Nacional  y las bandas paramilitares  bajen las armas con las que a diario matan a venezolanos.

En una entrevista concedida al diario chileno La Tercera, el mediador José Luis Rodríguez Zapatero, amigo del gobierno, expresó que con todas las dificultades que existan, vamos a llegar a los procesos electorales que hay pendientes, se elegirán gobernadores y alcaldes ahora, y en 2018 serán las presidenciales. Parece que esa propuesta se hizo llegar a la MUD, que no la aceptó. Realmente, la ruina que vivimos no puede prolongarse tanto tiempo porque la destrucción política y económica de la nación se agravaría.

Los acontecimientos se aceleran a alta velocidad. Mientras escribo estas líneas oigo, en cadena de ratio y tv, a Maduro que, en medio de referencias escatológicas y de mal gusto, reitera que la constituyente va, así llueva, truene o relampaguee. De buena gana o porque se lo ha impuesto el grupo radical de quienes lo acompañan en la travesía dictatorial, Maduro no va a rectificar su equivocada y tenebrosa andadura.

Tendremos paro (que pasará a huelga general) este miércoles y el jueves, toma de Caracas el viernes, y el domingo 30 el oficialismo dará cifras falsas de una votación sin pueblo.

Estamos en cuenta regresiva

La comedia está por terminar

Se acerca el momento de bajar el telón