CARLOS CANACHE MATA @CarlosCanacheMa ‏ | LA INJERENCIA CUBANA – La soberanía es indivisible

16 Agosto, 2017Screen Shot 2017-08-16 at 7.30.57 AM

El exparlamentario Carlos Canache Mata suscribe el comunicado de la MUD rechazando la posibilidad de una intervención militar estadounidense y condena la presencia cubana en posiciones clave de la administración pública.

A Luis José Oropeza

El pasado domingo 13, la oposición democrática, representada por la MUD, emitió un comunicado en el que fija posición sobre una eventual acción militar de Donald Trump contra Venezuela, rechazando “el uso de la fuerza o la amenaza de aplicar la misma, por parte de cualquier país en Venezuela”, así como también rechaza la intervención e injerencia de Cuba en nuestra política interna y en la Fuerza Armada Nacional (FAN). A este respecto, la MUD nos recuerda que “Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba, no solo afectando nuestra soberanía e independencia, sino también constituyendo una de las principales causas de la violencia y la represión por parte del Gobierno”. La coalición opositora designó su texto con el significativo título La soberanía es indivisible.

En un informe especial preparado para Human Rights Foundation for Cuba se señala que la penetración cubana en Venezuela “es abrumadora”. Causa alarma que en el sector militar la penetración sea de miles de militares cubanos, incluyendo 3 generales, 12 coroneles y tenientes coroneles, 6 capitanes de fragata y otros 25 oficiales de distintas graduaciones, y 4.500 soldados de infantería en 9 batallones, uno de ellos acantonado en Fuerte Tiuna. Que yo sepa, la dictadura de Maduro, que ya no se pone una hoja de parra para tapar su ignominia, no ha desmentido esa presencia antillana castrista en la FAN. En cambio, pudimos leer este 13 de agosto, fecha de nacimiento de Fidel Castro, que, en su cuenta en Twitter, «en el día de su cumpleaños, nuestro @Ejército FANB recuerda a Fidel Castro, líder incansable de la lucha antiimperialista ¡Que Viva Fidel!». Pena ajena.

También se ha denunciado la presencia cubana en posiciones claves de la administración pública. La injerencia se advierte en las notarías, en los registros, en los servicios de salud pública (¿cuántos miles de médicos y profesionales de la salud?), en el área deportiva, en los servicios de seguridad e inteligencia y contrainteligencia, y hasta en las directrices de políticas económicas que nos han llevado al precipicio económico.

Con sumisión colonial, la dictadura venezolana le envía casi regalados a la dictadura cubana, la nueva metrópoli, poco menos de 100.000 barriles de petróleo (hubo una reducción por la crisis de PDVSA), además de otras ayudas. El comunicado de la MUD toca otros aspectos que afectan nuestra soberanía cuando apunta que “se desangra el país con políticas entreguistas y se abandona el territorio en las fronteras o espacios en reclamos históricos como el Esequibo”.

Tiene razón la oposición democrática: la soberanía es indivisible.