Carlos Canache Mata @CarlosCanacheMa | ESTE 19 DE ABRIL

Carlos Canache Mata26 Abril, 2017

 

No se olvidarán jamás las estampas de ignominia de este Régimen

 

El 19 de abril de 1810 fue el primer paso para alcanzar la Independencia. El capitán general Vicente Emparan no se aferraba al poder y, cuando el pueblo caraqueño lanzó el  grito de No lo queremos, pronunció su famoso Yo tampoco quiero mando. Seguirían después la Declaración del 5 de julio de 1811 y  los años de guerra. La gesta de los libertadores, a la cabeza de ellos Simón Bolívar, rompió para siempre la subordinación al imperio español.

El 19 de abril de 2017 no fue solo Caracas, sino los venezolanos de los 23 estados del país, quienes en manifestaciones gigantescas le dijeron, no al representante de Fernando VII, sino a Nicolás Maduro, representante de Fidel (+) y Raúl Castro, que no lo querían. Pero el antiguo dirigente obrero convertido en dictador, a diferencia del Capitán peninsular, sí quiere continuar en el mando, aupado por la camarilla civil-militar con la que comparte las mieles del poder. Por eso, su respuesta fue otra, la que ya Venezuela y el mundo conocen.

Según la ONG Foro Penal Venezolano, si se suman los resultados represivos del 19 de abril con los de los días anteriores, han fallecido más de 22 personas, hay cientos de heridos y más de 500 detenidos, con cuenta al 23 de este mes. Las fotografías de  aquellos compatriotas participantes en las marchas que tuvieron que lanzarse al río Guaire, que recoge las aguas residuales contaminadas de la capital, para esquivar las bombas lacrimógenas, los gases tóxicos y las balas que propinaban los genízaros del Régimen, son estampas de ignominia que no se olvidarán jamás. La macabra felonía se coronó, como vimos en un video de su programa del pasado domingo 23, con Maduro bailando RAP. La música estadounidense, al compás de los pasos marcados por los pies presidenciales, se oía con crepitaciones cadavéricas.

Lo que vive Venezuela es, sin exageración alguna, una tragedia. El padre Luis Ugalde, en un reciente artículo periodístico, nos la resume, como si desgranara entre sus dedos la sarta de cuentas de un rosario: Cancelaron el referendo revocatorio, suprimieron las elecciones de gobernadores de 2016, anularon toda legislación de la Asamblea con cincuenta decisiones del TSJ, aumentaron los perseguidos, exiliados y presos políticos, y el anticonstitucional empeño de mantener el Plan de la Patria con su economía destructiva y sembradora de miseria, inflación y escasez. Según el FMI, se ha perdido la cuarta parte del PBI en los últimos tres años y la pobreza se ha extendido a la mayoría de las familias venezolanas. La falta de alimentos y medicinas ha creado una crisis humanitaria, que desparrama hambre y muerte en la geografía nacional.

La MUD, encarnación de la oposición democrática, convocó para el lunes de esta semana un plantón nacional, que consistiría en la toma de las arterias o vías principales del país. Escribí este artículo antes de que esto ocurriera. ¿Desde el Cuartel de la Montaña, escenario del nuevo culto, Chávez ordenó al heredero más cruces a ser cargadas por los venezolanos?2350327e60774661a633e41a7fbd51e6