Chavez no murió, emigró y trabaja de vigilante en un Shopping Mall de Mayami