CONFLICTO EN LA FRONTERA -Estrategia chavista ‘Colombofobia’ en campaña
MundoDANIEL LOZANO @danilozanomadri Especial  Caracas 30/8/2015

Screen Shot 2015-08-30 at 8.20.10 AMScreen Shot 2015-08-30 at 8.26.56 AMMaduro emula a Trump alentando el odio y el enfrentamiento para ocultar la crisis interna

Cuando yo decidí cerrar la frontera hacia Cúcuta, ese día con este puño y firme, que nadie lo va a doblegar, iba la historia de 60 años de dolor de la frontera de Venezuela. Estaba haciendo justicia por los pueblos desposeídos de Venezuela y de Colombia. Nicolás Maduro convocó el viernes a los militantes revolucionarios en el centro de Caracas, bailó un ‘llanerato’ Screen Shot 2015-08-30 at 8.39.43 AM(mezcla libre de la música llanera venezolana y del vallenato colombiano), citó episodios históricos con medio siglo de antigüedad, arremetió contra los supuestos paramilitares del país vecino y, pese a la grave crisis diplomática, partió raudo con destino a China y Vietnam, en busca de dinero para aliviar sus arcas vacías tras otra semana de caída de los precios petroleros.

El ‘impasse’ político abierto con Colombia queda así a la espera del regreso presidencial, con estado de excepción decretado en 10 municipios de la frontera y con la deportación, de momento, de más de mil colombianos establecidos de forma ilegal al otro lado del famoso puente internacional Simón Bolívar, que une Cúcuta con el San Antonio Venezolano. Indignación en un lado, perplejidad en el otro.

Screen Shot 2015-08-30 at 8.19.09 AMEl origen oficial de la trifulca (un tiroteo en el que resultaron heridos dos agentes venezolanos) aumenta aún más si cabe las dudas sobre el porqué de la nueva crisis forzada por el chavismo. Venezuela es el segundo país más violento del planeta, incluso en sólo dos días de esta semana asesinaron a cuatro uniformados en distintas regiones. Hace años que la nación con mayores reservas petroleras del planeta ha superado a su vecino en este ‘ranking’: en 2014 murieron violentamente 12.626 personas en Colombia (48 millones de habitantes) frente a los 25.000 homicidios de Venezuela (30 millones).

¿Qué se esconde en esta nueva crisis provocada desde Caracas, con tintes nacionalistas y donde se vuelve a dibujar un enemigo exterior tras las peleas con EEUU, España, Panamá o Guyana? La oposición no tardó en responder a la pregunta: “El Gobierno quiere provocar una conmoción interna y suspender las elecciones”, sostuvo Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática.

Los medios tras la pista

Las investigaciones periodísticas buscaron en otros lados. Medios locales han advertido durante años que en la frontera los negocios se llevan a medias entre militares venezolanos y grupos de antiguos paramilitares colombianos, como Los Urabeños y Los Rastrojos, convertidos hoy en bandas de delincuentes. Una acusación ratificada estos días por Donamaris Ramírez, alcalde de Cúcuta, la ciudad colombiana más importante en la frontera: “La guardia venezolana maneja el contrabando, sobre todo de la gasolina. Hay generales que por debajo de la mesa tienen negocios con personas acá en Colombia”.

Las primeras versiones apostaban por un tira y afloja entre militares del Ejército y miembros de la Guardia Nacional, cuerpo militar con labores policiales que custodia la frontera. Pero el ‘Nuevo Herald’ de Miami profundizó ayer varios metros en estas tesis, al publicar que la crisis fronteriza estalló por dos extradiciones. El envío a EEUU de dos ‘narcos’ colombianos aceleraría, según el rotativo, las acciones judiciales contra los militares y dirigentes del chavismo involucrados en el tráfico de drogas. Venezuela estaría ejerciendo “fuertes presiones” para que el presidente Santos no aprobara estas extradiciones, “que maliciosamente le quieren hacer daño a la revolución”, según Caracas.

Varios culebrones en una sola telenovela, precisamente cuando la descomunal crisis económica también está afectando a las famosas producciones televisivas.

Screen Shot 2015-08-30 at 8.19.22 AMEl analista Luis Vicente León tiene su propia explicación, alejada de ‘narcos’ y ‘paras’: “El cierre de la frontera busca crear un tema estrambótico de campaña. Y le puede funcionar. Es una apuesta del Gobierno para construir lo que Donald Trump intenta en la campaña americana”.

Una comparación con el candidato republicano (repudiado en el subcontinente por sus ataques racistas contra los mexicanos) que ha ido más allá, al acusarle la ONG de derechos humanos Provea de “xenofobia” contra los colombianos. La campaña Te pareces tanto a mi, con la fotografía de los dos personajes, encolerizó al presidente Maduro.

Analistas consultados por EL MUNDO esperan distintas acciones políticas de este calado, además de la persecución contra la oposición, que culminarían con varias semanas de bonanza artificial, con importaciones masivas de alimentos y productos básicos, antes de las elecciones del 6D. Una cuesta tan dura como el Tourmalet para el chavismo de hoy.

Según el último estudio de Datanálisis, si las elecciones se celebraran ahora el 54% votaría a la oposición y el 29% al oficialismo. Una diferencia jamás vista en los 17 años de revolución. Otra encuestadora, Ivad, casi siempre certera en sus investigaciones, ha calculado que el 62% de la población considera a Maduro y a su Gobierno culpables del desabastecimiento y la escasez que castigan al pueblo venezolano. Sólo el 7% se lo atribuye al contrabando.

“Se ha ido perdiendo el factor emocional” que sí tenía Chávez, reflexiona José Antonio Gil Yepes, director de Datanálisis. “Maduro no tiene ni carisma ni dinero”, concluye.

Un dinero que Maduro busca desde hoy en China, uno de sus grandes aliados. Y un carisma que cree va a recuperar a golpe de arenga nacionalista. Como en la frontera.