Share this:

" />
DECRETO DE GUERRA A MUERTE A LA MEDICINA PRIVADA VENEZOLANA -Raul Antonio Garrido Rodriguez
Queridos Pacientes, Familiares y Amigos:
Todos los que trabajamos en el área de la Salud Privada en Venezuela, estamos viviendo momentos de grandísima tristeza y angustia; como muchos de ustedes habrán leído, el pasado 26 de junio fue publicada la Providencia Administrativa 294 en Gaceta Oficial 40.160, donde se regulan y se tasan los cobros de los servicios médicos en todas la Clínicas Privadas (dejaron por fuera temporalmente los honorarios).

Como todos podemos suponer el Gobierno, sin analizar las consecuencias, ni conversar con ninguna institución reconocida, está imponiendo esos precios, muy por debajo de los costos operativos que tienen las Instituciones Privadas del país, lo cual como es muy fácil de entender, esta regulación de lo que realmente se trata es de un DECRETO DE GUERRA A MUERTE A LA MEDICINA PRIVADA VENEZOLANA.

Los Contadores, Administradores, Economistas e incluso los profesionales más optimistas de las finanzas en el área, nos auguran una quiebra segura en los próximos meses, todo lo cual implica que según como están planteados esos números, LAS CLINICAS PRIVADAS DESAPARECERAN EN LOS PROXIMOS MESES.

El mencionado Decreto estipula que a partir del 26 de junio pasado, quienes no acaten de inmediato esas tarifas (impuestas de manera unilateral, inconsulta y fuera de toda realidad), serán multados e intervenidos simultáneamente!!!!!

Obviamente ante semejante intimidación, la mayoría de las Instituciones de Salud Privada, bajaron los precios de las actividades a lo ordenado en la Gaceta, a pesar que desde ese mismo día entramos en pérdidas.

Cada Institución, según su solvencia, su flujo de caja, sus ahorros o sus compromisos laborales y con proveedores, podrá suplir estas pérdidas por algunos meses (unas mas otras menos), con la sola esperanza que Instancias “Superiores” (como el  SUNDECOP o el TSJ), entiendan el grave error que han cometido y las trágicas consecuencias para la Medicina Privada Venezolana.

No es para nadie oculto (ni lo era para el occiso de la medicina cubana), que la Medicina Pública en nuestro país es un verdadero caos; a pesar de las supuestas políticas sociales impuestas en los últimos 14 años, de la inmensa fortuna gastada, de tener control total de todas las instituciones no privadas relacionadas con la salud, la Medicina Pública ha tenido que ceder progresivamente la asistencia médica de los venezolanos (indistintamente de su clase social), a la Medicina Privada; esta Medicina, con su aciertos y errores, es la que ha mantenido en pie la salud de una inmensa parte de la población, esta Medicina trabajando por encima de su capacidad real, ha ofrecido por muchos años, unos niveles de atención médica, que en muchos casos, es comparable a la Medicina de 1er nivel  en los país desarrollados.

Desde el pasado 26 de junio, el Gobierno Nacional pretende HOSPITALIZAR (o hacer publica) la medicina privada.

Los médicos hemos visto con preocupación la relativamente poca atención que le han dado los medios de comunicación a este drama, exceptuando algunas noticias puntuales, no hemos visto una cobertura acorde a la situación planteada y a sus consecuencias.

La Mayor parte de las Instituciones Privadas de Salud, a través de sus Directivos y de la Asociación de Clínicas Privadas del país, están moviéndose en todas las instancias gubernamentales, presentando balances, relación de gastos e ingresos, costos operativos etc. con el fin de suspender esta medida (tratando de lograr algo similar a lo que ocurrió con la absurda medida de regulación de Récipes y venta de medicamentos genéricos), pero estamos claros que sin una opinión pública total y absolutamente consciente de la situación, los médicos solos, no vamos a lograr nada.

Muchos de nosotros pensamos que la difusión de reflexiones como esta por internet, es uno de los pocos medios masivos de comunicación que aun no están bajo el control del estado y por esto pedimos a su difusión por esta vía.

Con certeza podemos afirmar que todas  y cada una de las personas que lean esta reflexión, le deben su salud (cuando no su vida), a la Medicina Privada Venezolana; con certeza podemos afirmar que si no hacemos un bloque sólido de lucha y rechazo a esta medida, ninguno de nosotros podrá volver a ver una Medicina como la que hemos tenido hasta estos momentos, con certeza y con profunda tristeza veremos la desaparición de la Medicina Privada en Venezuela.

Sin los recursos adecuados, no importa que bajemos los costos, que dejemos de reinvertir las utilidades en tecnología de punta, que volvamos a practicar la medicina del siglo pasado o el antepasado, no importa que despidamos a la mitad del personal paramédico, administrativo o de limpieza, no importa que agotemos las reservas operativas, ni que los Médicos pongamos de nuestros ingresos para suplir las perdidas, así como están impuestas las tarifas, MAS TARDE O MAS TEMPRANO, TODAS LAS CLINICAS PRIVADAS VAN A PASAR A CONTROL DEL ESTADO Y POR ENDE, HABRÀ MUERTO UNA MEDICINA DE ALTA CALIDAD, PARA DAR PASO A LA MEDIOCRIDAD; OBLIGANDO A QUE CADA DIA MAS Y MAS PERSONAS (EN ESPECIAL PROFESIONALES DE LA SALUD), EMIGREN A OTROS PAISES.