Edgardo Mondolfi Gudat >> Historiador | El pueblo demostró ser tan bravo como lo canta el himno

JOLGUER RODRÍGUEZ COSTA

DOMINGO 11 DE SEPTIEMBRE DE 2016

Screen Shot 2016-09-11 at 10.02.09

–¿Qué significa históricamente el retorno de un régimen de fuerza? –Creo que, hasta ahora, el país ha logrado tascarle el freno a esa posibilidad.

–¿Una dictadura como la actual en la historia? –No tiene parangón. Es una dictadura que disfruta de las sofisticaciones propias del siglo XXI. Y este siglo apenas comienza.

–¿Otra incertidumbre? –La antesala al plebiscito del 15 de diciembre del 57.

–¿Para qué sirve la historia? –Supongo que para que una sociedad pueda advertir sus fortalezas.

–¿En cuál página va esta? –Por el epílogo, de los muchos epílogos que ha tenido la República.

–¿Se pasará la página del revanchismo y el resentimiento? –Muchas veces ni el tiempo sana esa clase de heridas.

–¿El error más reiterativo del pueblo? –Creer en que las cosas se arreglan dándole un palo a la lámpara.

–¿Se repite la misma historia? –Si fuera el caso, habría que cruzarse de brazos y simplemente resignarse a pensar que ello pudiera ocurrir. Ya tendríamos por lo menos seis mil años cruzados de brazos.

–¿Es el connacional esencialmente militarista? –No sé… Este es un país difícil de domar.

–¿Otro presidente civil manejado por los militares? –Juan María Bordaberry, en Uruguay.

–¿Y por gobernantes extranjeros? –No se me ocurre.

CqLQuiUWcAAzRyi–¿Qué clase de historia emana de un historiador adoctrinado? –La historia de las boberías.

–¿Está usted adoctrinado por la contrarrevolución? –Para nada. Me mantengo lúcido y con los sentidos en alerta.

–¿Qué se gana con excluir o minimizar a personajes importantes en los textos escolares? –La pobreza.

–¿Por qué el proceso se refugia en el pasado? –Porque ha hecho del pasado su único proyecto. Lo único que les había faltado enaltecer con nostalgia era el paludismo; y mira que ya la tenemos de vuelta, campeando entre nosotros.

–¿Un modelo histórico para la MUD? –La Concertación chilena.

–¿Es el socialismo del siglo XXI el mismo del siglo XX? –Es un mal remedo.

–¿Una revolución bonita? –La de los Beatles.

–¿Cómo se bambolea la adulancia? –Consulta Los felicitadores de Pío Gil. Allí tienes un compendio de lo que fue la adulancia a su más alto nivel deportivo en tiempos de Juan Vicente Gómez. Los adulantes son siempre los corresponsables del desastre nacional.

–¿Una historia de historieta? –Vicente Salias pidiendo, como último deseo, poderse cubrir el rostro con la partitura del “Gloria al Bravo Pueblo” al momento de ser fusilado.

–¿Es tan bravo el pueblo como lo canta el himno? –Mira, puede serlo. Y lo ha demostrado.

Screen Shot 2016-09-11 at 11.28.18–¿Mató Santander a Bolívar? –En el reino de lo fantástico.

–¿Y Guzmán Blanco a Zamora? –También se suma a lo fantástico.

–¿Es más realista el último rostro de don Simón? –¿Hablas del Cromagnon que Henry (Ramos Allup) mandó a descolgar del Palacio Federal Legislativo?

–¿Una revolucionaria como Manuela Sáenz? –Me dejas pensando. Pregúntale a Inés Quintero.

–¿Son más ficción que realidad las series históricas de la “revolución”? –La ficción es su divisa.

–¿Un mito desmitificable? –La gestión gubernamental de Marcos Pérez Jiménez.

–¿Entre los presos políticos de hoy y los de ayer? –Allí hablamos del mismo envilecimiento del ser humano, independientemente del grado de ensañamiento y crueldad que pudiese existir en La Rotunda o en un sótano del Sebin.

–¿Un hecho histórico semejante a los 25.000 muertos anuales ocasionados por la violencia? –El Ejército estadounidense dejó 21.000 muertos durante un mes de campaña en Normandía, en 1944. Es decir, los venezolanos sufrimos poco más de una Campaña de Normandía al año.

–¿La locura histórica? –La reelección presidencial, cualquiera que sea.

–¿Un autócrata constructivo? –Antonio Guzmán Blanco, con todas mis reservas.

–¿Por qué el poder da tanta sed de historia? –Pregúntaselo a los sedientos.

–¿El presidente menos sediento? –José María Vargas, aunque suene a simple lugar común.
–Difícil decirlo.

–¿Reivindicará la historia al chavismo? –Ciertamente habrá cosas qué revalorar, eso es innegable.

–¿Una utopía? –Las utopías son siempre un peligro.

–¿Hasta cuándo “el último caudillo”? –Hasta cuando comencemos, o recomencemos, a pensar sanamente la democracia.

–¿Cuándo se torció el camino democrático? –Es difícil precisarlo, pero sobraron manos en el caldo.

–¿Fue el 4-F un golpe o una “rebelión cívico-militar”? –Pregúntaselo a los dirigentes de la izquierda radical a quienes dejaron varados en el camino antes de darse la asonada.

–¿Y el 11-A? –Una gesta de la ciudadanía, desviada y aprovechada por el sector violento de la oposición.

–¿Un autocastigo histórico? –Maduro, fan de los Leones del Caracas.

–¿Asimila su historia el soberano? –Espero que este capítulo así lo confirme.

–¿Habrá un final histórico? –La República ha tenido muchos finales y aquí seguimos.

–¿Qué pasaría en Venezuela si el venezolano recuperase su memoria histórica? –Simple: nos curaríamos de la amnesia.