Share this:

" />
Editorial analitica.com Desaforados – Miércoles, 28 de agosto de 2013

Screen Shot 2013-08-26 at 8.25.38 AMEl país está desaforado porque quienes tienen la responsabilidad de gobernarlo se preocupan más del sexo de las palabras que de su contenido

Atiborrado de complicados problemas el país, con los ciudadanos comunes y corrientes zarandeados cada día entre una economía que no los anima, la dureza y maltrato habitual de nuestras ciudades, cazadores de productos básicos y de todo tipo, acosados por el malandraje que roba y asesina a su antojo, cabría esperar del Gobierno que, aún preocupándose por cuestiones políticopartidistas que le sean cercanas, mantuviera ante la población un lenguaje, una actitud y una actuación que generaran en los ciudadanos al menos la confianza de que alguien está conduciendo al país en medio de la tormenta.

Por el contrario, lo que recibimos es un diario espectáculo de dirigentes desaforados, que sólo piensan en elecciones, que a pesar de sus altas responsabilidades siguen reaccionado y decidiendo como si el país fuera un partido de fútbol desordenado sin árbitros ni reglas.

Una conspiración para asesinar al Presidente, si fuera cierta, no es cosa que se maneja públicamente, al contrario. El Ministro de Transporte Terrestre ha presentado públicamente varias veces un enorme -y sin duda deseable- plan nacional de vialidad, pero hasta el momento sólo hemos visto la reparación de los mismos viejos elevados caraqueños. El de Energía Eléctrica anuncia vatios y megavatios, reducciones de consumo y aumentos de generación de electricidad, pero los apagones siguen siendo una constante para millones de venezolanos que ven el socialismo a oscuras. El de Industrias habla de una nación industrial que simplemente no existe. Para sólo citar unos cuantos.

La representación numéricamente mayoritaria del chavismo en la Asamblea Nacional habla sólo para defender y aprobar montones de bolívares en créditos adicionales y leyes que, como la del Trabajo, terminan siendo más un problema que una solución, o la de Cultura en la que preocupa más el control del Estado que el desarrollo cultural. El presidente de la Asamblea se dirige a los diputados con el mismo tono mandón e irrespetuoso que un teniente a su pelotón en un cuartel indisciplinado. No coordina ni dirige, ordena.

El pais está desaforado porque quienes tienen la responsabilidad de gobernarlo se preocupan más del sexo de las palabras que de su contenido. Porque pareciera que para ellos gobernar fuera sólo proclamar para hacer creer y no ejecutar para ser creídos.

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: www.analitica.com