Share this:

" />
Editorial analitica.com -Un paso al borde del precipicio -Miércoles, 31 de julio de 2013

Metido hasta las narices en un ambiente tremendamente frustrante de claro empeoramiento de la situación económica con indetenible inflación, caída del poder del salario, desabastecimiento y desorden fiscal generalizado, el Gobierno y su soporte político buscan distracciones para la población que, aparte de que no logran hacer olvidar problemas que cada ciudadano padece y comprueba día tras día sin necesidad de estudios universitarios, suman riesgos políticos que podrían resultarle muy difíciles de manejar.

Maduro sigue perdiendo tiempo con encuentros internacionales, viajes y alardes diversos de exaltación de Chávez, de dureza y liderazgo personales y de un control firme que claramente no tiene. Todo el mundo parece ver el precipicio justo enfrente, menos el Presidente que debería verlo y asegurar a los ciudadanos que tiene la vista clara y precisa

 

El espinoso proceso desarrollado a tres manos entre diputados oficialistas, el Ministerio Público y la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia para poner al parlamentario Richard Mardo contra el paredón, puede terminar en la exclusión, justa o injusta, de un dirigente político cuya popularidad crece constantemente en Aragua. Pero también puede convertirse, y tenemos la impresión de que así podría terminar siendo, en un rotundo fracaso político para el partido oficial y para el Gobierno; si lo que la oposición alega de pruebas forjadas o simplemente falsas es cierto. Allanar la inmunidad del diputado aragüeño no es lo peligroso para el chavismo, el riesgo está en la inevitablemente amplia difusión del proceso de investigación que viene ahora. Diciembre y las elecciones municipales está muy cerca, cada día más.

Al mismo tiempo surgen voces que alertan respecto a que la habilitación del candidato de la MUD para la Alcaldía de Baruta no sería tan definitiva como se ha interpretado y el candidato podría terminar nuevamente inhabilitado justo antes de las elecciones. Sin embargo, suponiendo que así resulte ser, ¿qué y a quién tiene el chavismo en Baruta? Entretanto, pasa el tiempo y en el llamado Polo Patriótico parece cocerse un burbujeante caldo que mezcla ambiciones, aspiraciones y frustraciones, y eso sin que todavía se haya definido lo que ha sido característico del chavismo, los deseos y designios del Presidente.

En zonas densamente pobladas y especialmente las que tienen mayores áreas urbanas pobres y actividad industrial, no sólo se mantiene la incomodidad económica –como Guayana, Zulia y el eje Aragua-Carabobo, por ejemplo- sino que proliferan escándalos de corrupción, hay constantes protestas de trabajadores y continúan sin cambios visibles las viejas frustraciones por la economía, la inflación y las escaseces de productos de uso urgente.

El Presidente Maduro sigue perdiendo tiempo con encuentros internacionales, viajes a todo el país que podrían y deberían hacer sus ministros, y alardes diversos de exaltación emocional del Presidente Chávez, de dureza y liderazgo personales y de un control que claramente no tiene. Todo el mundo parece ver el precipicio justo enfrente, menos el Presidente Maduro. Y cuando los precipicios existen pero no son vistos, se convierten en caídas seguras.