EDITORIAL @analitica | Comenzar de cero

MARZO 28TH, 2018Screen Shot 2018-03-28 at 7.54.03 AM

Un joven muere en Cariaco de Paludismo;            niños piden que llegue quimioterapia al hospital para salvar sus vidas;            joven que estuvo preso en cárcel La Pica se suicidó,            esos son sólo tres titulares que no cubren ni la cuarta parte de la realidad de un país en crisis.

 

No fue esa la Venezuela que soñamos para la juventud, ni por la cual trabajaron varias generaciones. Esa no era la época que se merecían nuestros niños, no era escasez, una ideología absurda, miseria y diáspora el hogar que debimos darle.

Era más, era una Venezuela próspera, era caminar por las calles con tranquilidad y no enterrar a sus amigos a causa de la delincuencia, era vivir con alegría y no con miedo a ser reprimido por los cuerpos policiales, era su derecho a expresarse sin que sus palabras los convirtieran en delincuentes… Era simplemente darle un país que fuese cálido y no el impulso para irse a producir en otras tierras.

Pero el pasado ya no puede cambiarse y de los errores se aprende, definitivamente debe ser así. Quienes están en el país y ven la esperanza que perdieron los jóvenes deben trabajar en la reconstrucción y en atraerlos para que vuelvan.

Ese trabajo apenas comienza, pero tiene mucho que dejar. Debemos concentrar nuestras fuerzas en sacar lo mejor de lo malo y, como un pueblo con mayor experiencia política y consciente de lo social, poder brindar de nuevo oportunidades.

Las condiciones están dadas para un país pujante, la potencialidad no se discute, queda en nuestras manos comenzar de nuevo y renacer como el ave fénix.