EDITORIAL @analitica | ¿Es Venezuela una amenaza para EEUU hoy?

AnalíticaEditorialMiércoles 11 de marzo de 2015

Es necesario que el gobierno venezolano tenga la sindéresis necesaria para manejar las relaciones internacionalesScreen Shot 2015-03-11 at 8.55.51 AM

Depende de lo que se considere una amenaza, si estamos hablando de una definición estricta del término como lo expresa la RAE: “Delito consistente en intimidar a alguien con el anuncio de la provocación de un mal grave para él o su familia”, no pareciera que las provocaciones que hace con frecuencia el régimen puedan intimidar, ni mucho menos causar un mal, ni a Obama ni a su familia.

En cambio, si vamos a la definición en inglés de la expresión equivalente Threat, la cosa cambia, ya que las definiciones son más específicas, y según el Webster Threat es “una declaración en la que se dice que se sufrirá un perjuicio si no se hace lo que alguien quiere que se haga”. Pero para entender mejor el alcance vale la pena leer lo que, según el mismo diccionario, se considera como sinónimo de esa expresión: blackmail = Chantaje, Intimidation=Intimidación, Menace = amenaza, peril = peligro, Presage= Presagio.

Entonces, podremos entender mejor lo que quiso decir Obama al referirse a que el gobierno venezolano se ha convertido en una amenaza para los Estados Unidos, porque no pasa un día en que no acusen a esa nación de ser parte, o peor aún, inspirador de una conspiración contra el gobierno de Maduro, o de preparar una invasión militar a nuestro país.

Es necesario que el gobierno venezolano recupere la sindéresis necesaria para manejar las relaciones internacionales usando más el cerebro que el hígado, ya que si lo sigue haciendo como hasta ahora, quedará totalmente aislado en el contexto internacional, salvo con el apoyo eterno y entusiasta de Evo Morales y otros aliados de ALBA.

Un buen ejemplo de lo que puede ocurrir es el conflicto con Guyana, en el que este país está sumando apoyos como los del Caricom, EEUU, Cuba y, muy probablemente, Brasil. Mientras que a Venezuela nadie, hasta ahora la apoya.