Share this:

" />
EDITORIAL @analitica | La abstención

OCTUBRE 11, 2017Screen Shot 2017-10-11 at 5.33.09 PM

En la ciencia política se denomina abstención a la decisión de un votante de no participar en un determinado acto electoral.

Por lo general, la abstención nunca ha sido una verdadera opción en la toma de decisiones, e incluso, se  considera que cuando es activa y se generaliza, se pierde el bien público de la democracia, por ello en algunos países se establece la obligatoriedad del voto.

Hay diversas razones por las que un determinado electorado decide abstenerse y se puede diferenciar entre abstención pasiva y activa. La pasiva ocurre, por lo general, por desinterés en la cosa pública y creer que en el fondo las decisiones políticas no le conciernen. La otra, la activa, tiene un tinte ideológico o de carácter ético-moral. Los que la practican se vuelven militantes de una causa que puede tener orígenes distintos, pero que en la mente de los abstencionistas vendría a representar una forma superior de protesta política.

En el caso venezolano se la ha utilizado algunas veces, sin mayores consecuencias, salvo cuando la oposición decidió no participar en las elecciones parlamentarias de 2005, lo que permitió que el chavismo obtuviese una mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, esa actitud se modificó en el 2015 y la oposición protagonizó un impactante triunfo.

En las elecciones regionales del próximo domingo la situación es especialmente particular, ya que de darse una abstención de cierta magnitud -que nunca será mayoritaria, según lo que señalan las encuestas de opinión- no deslegitimará al régimen sino que, al contrario, le permitirá a este adjudicarse algunas gobernaciones más de las que hubiera podido ganar.

Esto es tan cierto que la campaña oficial ha hecho lo indecible para favorecer o incluso promover la abstención.

En todo caso, esperamos que el sentido común permita que este domingo un alto porcentaje de la población se dirija a las urnas y vote según lo indique su conciencia por el candidato de su preferencia y así se conocerá cuál es la verdadera expresión del sentimiento popular en todas las regiones del país.