EDITORIAL @analitica | La culpa no es de las sanciones

SEPTIEMBRE 4, 2017Screen Shot 2017-09-04 at 8.18.27 AM

Con el anuncio de las sanciones a funcionarios del Estado venezolano, y que además incluyen la imposibilidad de hacer negocios con el país a empresas de los Estados Unidos, vino la reacción inmediata del Ejecutivo y la Asamblea Nacional Constituyente. Ya no es la guerra económica la causa de que haya más y a más pobreza, ahora la responsabilidad de Donald Trump.
El gobierno de Nicolás Maduro insiste en no asumir su responsabilidad por la profunda crisis económica que padece el país. La inflación, la escasez de alimentos, medicinas e insumos médicos, según el discurso oficial son producto de las sanciones de Estados Unidos a Venezuela.
Sin embargo la imagen se repite en cada rincón del territorio nacional: familias hurgando en la basura para, a medias, alimentarse, anaqueles vacíos en supermercados y farmacias o llenos de productos con precios tan elevados que es casi imposible pagarlos y pacientes que no pueden hacer sus tratamientos médicos porque las medicinas no llegan.
La crisis, en las próximas semanas será más aguda según advierten los economistas. Mientras tanto en los hogares venezolanos los padres dejan de comer para al menos darle alimentos una vez al día sus hijos. Pareciera no haber salida. aunque la comunidad internacional sigue pujando por lograr el cambio negociado.

Pero el fin y transformación puede estar cerca y solo depende de cada padre, cada madre, cada estudiante y profesional, que sabe concientemente del potencial de esta tierra para ser un gran país. Queda en manos del país que esta puja y la profundización de la brecha económica y social sean el motor para que la gesta libertadora y de trabajo incansable vuelva a coger la senda que lleve a Venezuela a lograr la tan deseada paz y libertad.