EDITORIAL @analitica | La esperanza supera a la desesperación

OCTUBRE 9, 2017Screen Shot 2017-10-09 at 4.01.07 PM

Ningún pueblo, ninguna nación puede sobrevivir sin esperanza. Por eso se suele decir que la desesperanza conduce a la perdición y sin esperanza es imposible la toma de decisiones, el compromiso y la ejecución de las acciones requeridas para superar la crisis.

Vivimos tiempos difíciles en los que la proliferación de noticias alarmantes nos impide, muchas veces, pensar y nos encierra en estados de animo sombríos. Sin embargo, como lo ha demostrado la historia de la humanidad, cuando se cree que no hay salida siempre hay quienes, teniendo firme su esperanza en un futuro mejor, lograron su objetivo. Tal como sucedió en la Segunda Guerra Mundial, Alemania y Japón fueron reconstruidas por sus habitantes, luego de haber sido totalmente destruidos durante la confrontación. Hoy, ambas naciones forman parte de las principales potencias económicas del mundo.

En nuestro país nos hemos acostumbrado, a partir de la explotación del primer pozo de petróleo, a vivir no de nuestros esfuerzos sino de la renta de un bien del subsuelo que consideramos inagotable y eso, como dijo Perez Alfonso, más que una bendición se convirtió en lo que el denominó el excremento del Diablo.

Estamos convencidos que para Venezuela se abrirán nuevos caminos de esperanzas, pero eso sí, basados en el trabajo solidario de una población generosa que está empezando a entender que no somos un país rico solo por tener importantes yacimientos petroleros, sino por la inmensa capacidad emprendedora de los venezolanos, que se manifiesta en cualquier lugar del planeta.

No debemos permitirnos anidar en nuestras almas la desesperanza porque pronto sabremos cómo superar la crisis actual y unidos con trabajo y dedicación construiremos un mejor país y volveremos a ser un ejemplo a seguir en nuestra América.