EDITORIAL @analitica | La huelga general

JULIO 26, 2017Screen Shot 2017-07-26 at 8.40.07 AM

De ninguna manera puede calificarse como un acto subversivo a una huelga general.

En 1832 el obrero radical inglés William Benbow publicó su libro La gran vacación nacional y el congreso de las clases productoras, fue allí cuando comenzó a gestarse en Europa el derecho de la clase obrera a utilizar el mecanismo de la huelga para sus reinvindicaciones laborales y sociales.

Más tarde, a principios del siglo XX George Sorel en sus reflexiones sobre la violencia señaló que el mito de la huelga general servía para reforzar la solidaridad, la conciencia de clase y el espíritu revolucionario en la clase obrera.

Hoy, el derecho a la huelga está garantizado en la mayoría de los ordenamientos internos y en varios tratados de alcance universal como el Pacto Internacional de Derechos económicos, sociales y culturales.

En el caso Venezuela, la huelga general convocada por la oposición democrática venezolana tiene como propósito fundamental detener el proyecto constituyente sectorial de Maduro, que pone en riesgo no sólo la vigencia de la actual Constitución, sino que pretende establecer un Estado en el que no se garantizan las libertades económicas y sociales que con tantos años de lucha se lograron plasmar en el texto de nuestra Carta Magna. En particular cabe mencionar el artículo 97, que señala Todos los trabajadores y trabajadoras del sector público y privado tienen derecho a la huelga, dentro de las condiciones que establece la ley.

La huelga general que iniciará este miércoles 26 de julio tiene la característica de unir a todos los factores del país, tanto laborales como empresariales, y contar con el apoyo de una inmensa mayoría de la población.

Las huelgas en el pasado han sido un elemento esencial en la democratización de la sociedad, esta huelga será clave en la recuperación de la democracia que algunos pocos pretenden cercenar.