EDITORIAL @analitica | La izquierda trasnochada

AnalíticaEditorialLunes 2 de marzo de 2015

Screen Shot 2015-03-02 at 9.14.08 AM

Los presuntos revolucionarios de hoy repiten como loros las consignas que fueron lemas sin sentido a principios de los sesenta

Hay una izquierda que no ha podido -o no ha querido- superar los años de fiebre revolucionaria de los años sesenta. Para esa izquierda, Fidel Castro sigue siendo el santón revolucionario. Para esa izquierda, no existió la primavera de Praga. Para esa izquierda, la caída del muro de Berlín no fue producto del fracaso del comunismo soviético.

Esa izquierda no percibe los cambios radicales ocurridos en China y en Rusia. Esa izquierda no se interroga sobre el por qué los países anglosajones no han dejado de progresar mientras que una gran parte de la América Latina, aferrada a los dogmas de los sesenta, o no progresa, o lo hace más lento que la mayoría de los demás países en desarrollo de Asia y de África.

Hay un cierto anacronismo patético en personas, ya de cierta edad , que siguen creyendo que el fracaso de los países comunistas se debió a que no aplicaron, al pie de la letra, las enseñanzas de Marx. Pero lo más absurdo es que se tome como excusa una revolución fallida para apoyar el asalto al poder por parte de unos militares que nunca han leído ni una línea del pensamiento marxista, pero eso sí, se proclaman, sin saber muy bien qué significa, anti-imperialistas, socialistas, y revolucionarios.

Es triste ver como los presuntos revolucionarios de hoy repiten como loros las consignas que fueron lemas sin sentido a principios de los sesenta. La realidad no cuenta, sino el mero recurso manido a unas ideas vencidas que justifican lo injustificable, pero que los mantiene cómodos a la sombra del poder.