EDITORIAL @analitica | ¿Vientos de cambio?

Screen Shot 2015-10-07 at 8.00.12 AMMiércoles 7 de octubre de 2015

Lo difícil es conciliar intereses en las principales corrientes del oficialismo y en la oposición con los llamados Ni-Ni

La entrevista de José Vicente Rangel a Alí Rodríguez Araque puede ser leída desde distintos ángulos, uno de ellos es que el comandante Fausto, tal vez instruido por La Habana, le señala a Maduro que debe cambiar si quiere sobrevivir políticamente, pero también puede verse como un posicionamiento de JVR como opción para asumir rol principal en un eventual gobierno de transición.

Con márgenes cada día mayores, según las encuestas, la oposición podría llegar a superar al oficialismo por casi 30 por ciento. Si eso ocurre, es probable que se abra un espacio para una solución de transición democrática y es por eso que ya, desde ahora, hay algunos jugadores en la palestra -Henry Falcón y el general Rodríguez Torres-, además de algunos outsiders que irán apareciendo en la medida en que la oposición mantenga su tendencia ascendente.

Lo difícil hoy es conciliar intereses tan diversos como los de las principales corrientes que conviven en el oficialismo y también en la oposición, con los llamados Ni-Ni.

La solución al problema, sin embargo, es impostergable porque las condiciones de vida de los venezolanos se están deteriorando de manera exponencial y si no se toman las medidas necesarias para corregir las fallas estructurales en la economía, hay un riesgo cierto de un estallido social.

Por eso la transición es una necesidad para conciliar los opuestos y tomar por consenso las medidas indispensables para permitir una gobernabilidad que logre restablecer la credibilidad del gobierno y la esperanza de la gente.