Share this:

" />
Editorial – Caracas bien vale una misa

Screen Shot 2013-11-15 at 11.43.12 AMEsta reflexión va dirigida a Antonio Ecarri quien no supera el 5% de intención de voto a su favor y una renuncia de su parte a la candidatura podría convertirlo en alguien parecido a Enrique IV ya que de triunfar la unidad él se convertiría automáticamente en una figura fundamental para las futuras elecciones que se realicen en Caracas

Tomamos prestada la frase que utilizó Enrique de Navarra para consagrarse como el rey Enrique IV de Francia al afirmar París bien vale una misa. Como era protestante se convirtió al catolicismo para poder gobernar.

Esta reflexión va dirigida a Antonio Ecarri quién ha sido un luchador importante de la causa de la alternativa democrática en Caracas y que por razones propias decidió postularse para el cargo de Alcalde del Municipio Libertador al margen de la decisión adoptada por la unidad de postular a Ismael García quien resultó ganador, es verdad por escaso margen, en las primarias de la oposición.

Es evidente que Jorge Rodríguez ha sido un pésimo Alcalde y que la oposición unida tendría una posibilidad de capturar la última de las alcaldías de la zona metropolitana de Caracas que aún no controla.

Todas las encuestas serias indican que Ecarri no supera el 5% de intención de voto a su favor y una renuncia de su parte a la candidatura podría convertirlo en alguien parecido a Enrique IV ya que de triunfar la unidad él se convertiría automáticamente en una figura fundamental para las futuras elecciones que se realicen en Caracas. De perder el candidato de la unidad por un porcentaje equivalente a los pocos votos que pueda obtener Ecarri lo convertiría en un paria de
la oposición y en un héroe del chavismo.

La inteligencia política está en saber cuando es necesario esperar, sino que recuerde la frase de Arturo Uslar Pietri cuando este señaló que a Alirio Ugarte Pelayo lo había matado la impaciencia.

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: www.analitica.com