Share this:

" />
Editorial –¿Cómo es un diálogo mazo en mano?

Screen Shot 2014-04-09 at 9.26.17 PMEl diálogo para que tenga sentido no puede estar sometido a las amenazas constantes por parte de quien, temporalmente, detenta el poder

¿Cómo es eso que el Gobierno amenaza con poner presos a 26 alcaldes de la oposición y al mismo tiempo afirma que solo hablará con la oposición sobre la criminalidad y la economía?

¿Acaso el tema de la amnistía, el sobreseimiento de todas las causas incoadas con motivo de las manifestaciones, el desarme de los paramilitares, el retorno al país de los exiliados, no son temas esenciales para que el diálogo tenga sentido?

Para que el diálogo conduzca a algún resultado positivo es indispensable una mediación confiable y no es la mejor vía conferirle esa tarea a una organización como Unasur en la cual muchos de sus miembros ya han fijado públicamente su respaldo a Maduro. El mediador no puede expresar a priori su preferencia o simpatía, por una de las partes en conflicto porque eso vicia “ab initio” su función.

El diálogo es un requisito previo a toda negociación destinada a resolver conflictos grave; sin embargo, si las partes no se ponen de acuerdo sobre las causas que generaron el enfrentamiento y las medidas para resolverlas, el diálogo no solo es inútil sino, peor aún, puede convertirse en propiciador de un conflicto de mayor envergadura.