Share this:

" />
Editorial ***La frontera olvidada***

Screen Shot 2014-01-27 at 9.01.48 AMLa desgracia actual de nuestro país es que este Gobierno siga creyendo que lo único que cuenta es lo que ocurra en Caracas y concentra en Miraflores todas las decisiones que afectan al resto del país

Las fronteras de Venezuela no pueden seguir siendo consideradas como los confines del país sino como las entradas principales a nuestra nación. Hoy, por la desidia y el abandono en la que se encuentran, son objeto de todo género de actividades ilícitas que, en muchos casos desgraciadamente, se cometen con la complicidad de las autoridades nacionales allí destinadas.

La Constitución dispone en su art. 15  la obligación de estatuir una política integral de fronteras por medio de una Ley Orgánica y además en el art. 327 se establece taxativamente que la frontera es una de las prioridades esenciales del Estado.

El régimen, por extrañas y quién sabe ocultas razones, sigue en mora desde hace más de 12 años en la aprobación de la Ley Orgánica de Fronteras por parte del Poder Legislativo y eso le ha causado, entre otros daños, una merma en ingresos de 14.612 millones de bolívares a las regiones fronterizas que bien hubieran podido servir no sólo para el desarrollo de esas regiones sino para un mejor control de la delincuencia que fluye libremente por esos espacios.

La desgracia actual de nuestro país es que este Gobierno siga creyendo que lo único que cuenta es lo que ocurra en Caracas y concentra en Miraflores todas las decisiones que afectan al resto del país.

Es necesario recordarles a los dirigentes actuales del país que la Constitución establece de manera precisa e inequívoca que Venezuela es un Estado federal descentralizado y que la defensa de la soberanía y de la integridad territorial es una obligación ineludible de quien gobierne.

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: www.analitica.com