EDITORIAL La militarización del país

Lunes 3 de noviembre de 2014 Analítica EditorialScreen Shot 2014-11-03 at 10.03.01 AM

Uno de los principales problemas de la historia republicana venezolana ha sido la debilidad de las instituciones civiles frente a un militarismo desbordado que, erróneamente, ha creído que el país les debe todo por haber sido los creadores de la independencia.

Es bueno recordar que los héroes de la independencia fueron, en su enorme mayoría, civiles que por circunstancias particulares tuvieron que ponerse la casaca militar y así, a saltos, alcanzaron, en algunos casos, el grado de general.

La libertad no la forjan los militares sino los ciudadanos que con abnegación y dedicación trabajan día a día para producir los bienes, materiales y morales, que le permiten al país progresar.

Uno de los grandes logros del siglo XX fue precisamente el triunfo de la civilidad sobre el militarismo, lográndose así el establecimiento de un sistema democrático que promovió en todo el país la educación y la salud. Sólo hay que contar cuantas escuelas, universidades y hospitales se construyeron en ese lapso.

Los militares son necesarios para resguardar el territorio y preservar la soberanía nacional para eso estudian muchos años, pero para que haya democracia no sirve mandar sino conciliar los diversos intereses que existen en una sociedad por naturaleza plural.


 

Consultar todas las publicaciones de Analítica