Share this:

" />
EDITORIAL No más muertos

Screen Shot 2014-02-23 at 8.14.09 AMLunes, 10 de marzo de 2014 

Las protestas ocurridas en las últimas tres semanas en Venezuela han producido, hasta la fecha de publicación de este editorial 22 muertos, numerosos desaparecidos y gran cantidad de personas privadas de libertad, eso sin tomar en cuenta la cantidad considerable de personas heridas y algunas incluso torturadas.

Ninguna muerte, provenga de donde sea, causada por enfrentamientos entre partidarios del régimen y adversarios del mismo puede justificarse. El Estado, que en principio, debería ser el principal garante del orden público ha fallado en su cometido y ello se debe principalmente a dos razones: Un uso excesivo de la represión policial y parapolicial; además, haberle dado carta libre a las bandas armadas de respuesta rápida, mal llamados colectivos, para intimidar y atemorizar a la población civil.

A eso se une una falta de voluntad de establecer un mecanismo de diálogo imparcial y asistido por una comisión de la verdad que verifique in situ el origen y responsabilidades en las muertes hasta ahora ocurridas en los diversos enfrentamientos.

Volver a repetir lo que se hizo el 11 de abril cuando nunca se aceptó el establecimiento de una Comisión de la verdad y se generó una matriz de opinión sesgada que responsabilizaba a un solo lado de las muertes es una de las causas que ha producido una falta de credibilidad de las autoridades públicas de nuestro país.

La verdad es el único camino hacia la paz y la justicia debe imparcialmente condenar a todos los autores de hechos criminales comprobados pertenezcan a cualquiera de los sectores enfrentados y no hacer como hasta ahora, premiar a unos como héroes y castigar a otros, aun sin pruebas, como asesinos.