El detenido alcalde de Caracas, trasladado a una clínica privada

País Caracas 26 ABR 2015

Screen Shot 2015-04-26 at 1.35.47 PM

La fiscalía ha pedido al juez que conceda a Antonio Ledezma el arresto domiciliario para que pueda convalecer en su residencia

El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, ha sido trasladado a una clínica privada del sureste de la capital venezolana para ser operado de una hernia inguinal. La medida ha sido tomada por el tribunal 6 de control a petición del Ministerio Público, después de que el líder opositor fuese evaluado por tres médicos en la cárcel militar de Ramo Verde, donde está preso desde el pasado mes de febrero, por sufrir fuertes dolores en la misma zona donde ya había sido operado en 2014. La fiscalía ha pedido al juez que conceda a Ledezma el arresto domiciliario para que pueda convalecer en su residencia.

Ledezma, quien cumplirá 60 años la semana próxima, está siendo sometido a exámenes preoperatorios, según informó su abogado, Omar Estacio, a medios locales, y entrará al quirófano entre hoy y mañana. “Los tres médicos coincidieron en que debe ser intervenido de inmediato”, agregó su esposa Mitzy Capriles. La pregunta es si, una vez que supere la operación y la posterior recuperación, el Poder Judicial, que actúa como un apéndice del Ejecutivo, ordenará que regrese a la prisión. Estacio dijo que insistirá en lograr la libertad plena de su defendido. El pasado 7 de abril el alcalde metropolitano de Caracas fue acusado de conspiración y asociación para delinquir, delitos previstos en el Código Penal y en la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo de Venezuela. Por las mismas razones y en la misma causa están siendo enjuiciados los jóvenes opositores Lorent Gómez Saleh. Renzo Prieto, Gabriel Valles, Ronny Navarro y Gerardo Carrero, quienes, según el Gobierno, aseguran que Ledezma apoyaba el plan para deponer al presidente Nicolás Maduro. Gómez Saleh, Valles y Navarro aparecen en varios vídeos manifestando su intención de atentar contra edificaciones públicas y privadas.

Todos estos casos están relacionados con las protestas que hace un año lideró un ala de la oposición encabezada por el propio Ledezma y por los dirigentes Leopoldo López, detenido desde 2014 en la misma prisión, y la exdiputada María Corina Machado, desaforada de la Asamblea Nacional en abril de ese mismo año, después de intervenir en una sesión de la Organización de Estados Americanos como parte de la delegación de Panamá.

Screen Shot 2015-04-26 at 1.40.55 PMLa salida temporal de la cárcel de Ledezma ha sido rechazada por el chavismo, que veía en la prisión un castigo divino a los supuestos atropellos cometidos por el alcalde a principios de la década de 1990, cuando, como gobernador del Distrito Capital, habría ordenado reprimir manifestaciones estudiantiles. La oposición, en cambio, ha recibido la noticia con cierto alivio. “Mi esposo sigue siendo preso político. El hecho de que se recupere en casa de esta intervención no significa su libertad plena. Él debería ser liberado, al igual que el resto de sus compañeros”, dijo su esposa.

Unos 25 expresidentes de América han demandado la excarcelación del edil, de los exalcaldes Leopoldo López y Daniel Ceballos, así como del resto de los detenidos por los desórdenes de 2014. Estas manifestaciones, y el compromiso del expresidente español Felipe González de asesorar en la defensa de Ledezma y López, han provocado reacciones virulentas del Gobierno venezolano, que asegura, con un juego de palabras, que en el país no hay políticos presos sino presos políticos.

MÁS INFORMACIÓN