EL EDITORIAL @analitica | En Venezuela hay carencia de sindéresis

Screen Shot 2016-04-25 at 12.30.02 PMABRIL 25, 2016

 

Ante la crisis casi terminal que azota de manera inclemente a la sociedad venezolana, no vemos por ningún lado la sindéresis  necesaria para resolverla.

Por el lado del gobierno predomina la más absoluta irracionalidad, que tiene su peor expresión en persistir, cueste lo que cueste, en mantener un legado que hace ya mucho demostró ser irrealista y nefasto.

Por el lado de la oposición organizada, no parece prevalecer una visión única y realista de cómo enfrentar a un régimen tan peculiar como el que está enquistado en el poder.

Pero también hay otra visión que pareciera no coincidir con ninguna de las partes políticas enfrentadas, que sufre del agotamiento de años sin resolución, y que lo que desea es que salgamos de esto a como dé lugar, sin miramiento a las formas y sin analizar las consecuencias.

Si bien es cierto que los cambios históricos no son producto de una acción solitaria, sí lo es que, sin el liderazgo de alguien que tenga la capacidad  y sindéresis necesaria para plasmar una solución a la crisis, y cuente con la  aceptación de vastos sectores de la población, será muy difícil romper el nudo gordiano que paraliza hoy a nuestro país.

Mientras eso ocurra el país seguirá contemplando el trágico espectáculo del absurdo en el que cada parte sigue su propio guión y nadie logra imponer el suyo.

Aquí lo que necesitamos no es un cambio de un gobierno por otro, sino un plan compartido de ¿qué hacer? y ¿cómo? para solucionar la escasez, recuperar la producción agropecuaria, restablecer la seguridad ciudadana, detener la espiral inflacionaria, resolver la crisis eléctrica, detener y castigar la corrupción, devolver a los militares a sus cuarteles y reinstitucionalizar al país con una verdadera y honesta división de poderes, que cumpla las funciones que les corresponde según la Constitución y que no permita que se adueñen de ella ninguna facción política particular.

Para lograr que eso pueda ocurrir un día se requiere una alta dosis de sindéresis en los hombres y mujeres que asuman la cíclopea tarea de la reconstrucción nacional.