Share this:

" />
El futuro de los medios es digital -MARÍA GABRIELA MÉNDEZ | ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL miércoles 21 de agosto de 2013

Para el director de “The Washington Post”, el periodismo va a sobrevivirScreen Shot 2013-08-21 at 8.20.36 AM

Bogotá-. La semana pasada el director de The Washington Post, Martin Baron, se guardó durante seis días una noticia que todavía está siendo digerida: el prestigioso periódico de la familia Graham pasaría a manos de uno de los veinte hombres más ricos del planeta: Jeff Bezos, el gurú de las ventas por Internet, fundador de Amazon.

La compra a título personal, por 250 millones de dólares, se realiza en un momento crucial para el futuro de los medios; de ahí las conjeturas en torno al futuro de uno de los periódicos más influyentes del mundo. Entretanto, otros grandes iconos de la comunicación impresa están atravesando momentos de crisis y dificultades económicas: NewsweekEl PaísChicago TribuneThe Guardian.

De ahí que Baron vea con buenos ojos que personas con muchísimo dinero como Bezos se interesen por los medios y quieran invertir en esta profesión: “Necesitamos ser un negocio para poder costear los gastos. No veo que haya un conflicto entre ser un negocio y decir la verdad”. Así lo hizo saber en la charla organizada por la Universidad del Rosario y Publicaciones Semana, en Bogotá.

La conversación giró en torno a los retos que tiene el periodismo para seguir siendo rentable y enfrentarse a la era digital: “El periodismo va a sobrevivir pero el futuro es digital”, dijo Baron. Ahora bien, él mismo no se atreve a decir cuántos años más tendremos periódicos impresos: “Van a sobrevivir por años, ¿cuántos? No sé. Todavía hay personas dispuestas a pagar por un periódico impreso”. Lo cierto es que dentro de diez años un periódico como el Washington Post no se parecerá a lo que es hoy, según sus predicciones.

Baron conversó sobre una realidad que está a la vista en Estados Unidos: los lectores de periódicos impresos van en descenso al mismo tiempo que los lectores de Internet van en ascenso. “Seguramente esa realidad es parecida en otros países y si no es así, es cuestión de tiempo”, dijo.

La pregunta es ¿por qué los anunciantes prefieren el impreso? La respuesta de Baron es que en Internet los anunciantes tienen muchas oportunidades y lugares donde anunciar, hay mucha competencia y por eso los precios son más bajos. 

Según los estudios de lectoría cada año ese diario pierde siete por ciento de lectores de la edición impresa. Sin embargo, en Internet el número de visitantes individuales por mes alcanza los 16 millones de usuarios distintos. Lo paradójico es que 90% de los ingresos llega a través de la publicidad que se hace en la edición impresa.

Independencia e integridad

Aunque todavía Bezos y Baron no se han reunido para conversar sobre los cambios que posiblemente vengan, el director del periódico está convencido de que el panorama es alentador. “Soy optimista: hay lugar para el buen periodismo, pero no es suficiente. Hay que ver cómo funcionan los medios en este momento”.

Para Baron es obvio que detrás de la compra no hay un interés económico, ya que Bezos tiene una riqueza calculada en 25 mil millones de dólares. Y tampoco cree que haya un afán de poder: “No tiene nada que ganar, es muy rico. Pero tiene mucho qué contribuir. Yo creo que está motivado por el reto. Él ha visto que hay un modelo roto de negocio del periodismo en los Estados Unidos y él quiere crear un nuevo modelo”.

De lo que sí está seguro es de que los valores periodísticos sobre los que está fundado este periódico, serán respetados. Baron hizo referencia a una carta que dirigió el nuevo propietario a los trabajadores en la que aseguró que respetará la independencia del periodismo que se hace allí. “Los periodistas seguirán cuidando su independencia y su integridad. Somos los primeros en estar vigilantes”.

La reducción del presupuesto en años recientes los hizo tomar decisiones importantes: la planta de periodistas se redujo de mil a 630 periodistas; se limitaron las corresponsalías en muchas ciudades de Estados Unidos y antes de enviar a un reportero a un lugar lejano, se evalúa el hecho y su impacto. La distribución del periódico pasó de 900 mil ejemplares diarios hace pocos años a los 500 mil de hoy. 

Es por eso que Baron, que está en la dirección desde enero de este año, asegura: “Necesitamos un nuevo modelo de negocios no de periodismo, pero sí necesitamos nuevas formas de contar historias y en Internet hay formas: el periodismo multimedia, de datos, videos. Tenemos que aprovechar todas las herramientas disponibles”.