El Gobierno de Venezuela detiene al exministro chavista Rodríguez Torres

El general, jefe de inteligencia de Chávez durante 10 años, forma parte de la purga emprendida por Maduro para desarticular una supuesta conspiración en su contra

El servicio de inteligencia venezolano ha detenido al mayor general retirado del Ejército, Miguel Rodríguez Torres, como parte de una purga que comenzó este fin de semana para desarticular una supuesta nueva conspiración contra el gobierno, que ya suma una decena de militares activos detenidos, entre ellos cuatro jefes de batallones.

Rodríguez Torres fue llevado este martes en la tarde por seis funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), cuando participaba en un acto en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en el Hotel President, en Caracas. Los agentes del organismo que dirigió por más de 10 años lo sacaron del lugar sin una orden de captura y sin esposarlo y lo subieron a una camioneta.

El Gobierno asegura que su arresto obedece a su participación en acciones contra la paz y en complots contra la unidad monolítica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Las acciones criminales planificadas por este señor y sus cómplices incluían actos armados y conspiraciones contra nuestra Constitución, señala un comunicado oficial leído en el canal Venezolana de Televisión.

El entorno de Rodríguez Torres desconoce aún las razones por las cuáles fue detenido el que fue el primer ministro de Interior y Justicia de Nicolás Maduro y jefe de inteligencia de Hugo Chávez, a partir del golpe de Estado de 2002, cuando empezó a formar parte del círculo cercano del presidente fallecido. Fuentes del militar aseguran que fue trasladado a la sede de inteligencia militar, en la urbanización Boleíta de Caracas.

Rodríguez Torres estuvo al frente de la cartera de seguridad entre febrero y julio de 2014, durante la represión de las intensas jornadas de protestas antigobierno de ese año en las que resultaron asesinadas 43 personas y otras 400 heridas.

Pero Maduro ordenó su destitución después de que Rodríguez Torres fue acusado del asesinato de José Odreman, líder del colectivo armado chavista 5 de Marzo, y la persecución contra sus aliados el pasado 7 de octubre de 2014. Ciudadano ministro de Interior y Justicia, le pasa a José Odreman cualquier cosa, lo asumo y le digo la responsabilidad a usted, porque usted está haciendo estos escenarios. Ya basta que nos sacrifiquen más camaradas combatientes, ya basta, camarada, declaró el militante chavista a televisoras locales horas antes de morir en un enfrentamiento contra agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) en el centro de Caracas.

Desde ese momento se había divorciado del Gobierno y pasó a ser parte de la llamada disidencia chavista a través del Movimiento Amplio Desafío de Todos, con el que tenía aspiraciones a ser candidato presidencial, hasta que el mes pasado fue inhabilitado por la Contraloría para ejercer cargos públicos durante un año en el país. Sus intenciones provocaron el veto del régimen. La medida surgió en pleno anuncio de la convocatoria a elecciones presidenciales previstas para el próximo 20 de mayo.

Los venezolanos queremos un cambio radical en el manejo de la política nacional. ¡Queremos Democracia! unas elecciones limpias Maduro perdería 80/20, tuiteó recientemente el militar que formó parte de la rebelión militar del 4 de febrero de 1992, comandada por Hugo Chávez, en la que dirigió el asalto a La Casona, la residencia presidencial.

Por años Rodríguez Torres se había convertido en uno de los conocedores de los secretos de inteligencia del Estado venezolano. Iris Valera, ministra de Servicio Penitenciario, había exigido su detención por sus presuntos vínculos con Oscar Pérez, el piloto rebelde del CICPC que atentó contra la sede del Supremo y del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia, asesinado en un operativo de las fuerzas policiales el pasado 15 de enero. También lo había culpado de los homicidios de Eliézer Otaiza, exdirector del Sebin, y del exdiputado chavista Robert Serra.

MÁS INFORMACIÓN