Share this:

" />
EL HEGEMÓN “CENSURADO” – SEBASTIÁN BOCCANEGRA -TalCual 5 junio 2013

El gobierno tiene un gran problema con sus medios de comunicación. Si viviéramos en un país dondecada organismo cumpliera con sus funciones, ya la Contraloría General de la República hubiera concluido que la mayor parte del dinero que se invierte en el Sistema Bolivariana de Información y Comunicación se pierde, se malgasta, pues la inmensa mayoría de los venezolanos no reciben sus mensajes. Desde que llegó el finado al poder, el número de medios de comunicación en manos del Estado no ha hecho sino crecer. El número de televisoras se multiplicó, hablamos solo de Caracas, por cinco, para un total de seis canales. En cuanto a las radios son muchas más, pues hay que sumar las llamadas comunitarias, y en el área de los impresos cuentan, también en la capital, con los diarios El Correo del Orinoco, Ciudad Caracas y VEA. El problema es que a la hora de la verdad la influencia de dichos medios no es la que sus jefes quisieran. Tves es un buen ejemplo de lo quedecimos. Eso explica también la frecuencia de las cadenas y el crecimiento del número de suscriptores a la televisión paga. Desde el gobierno se quejan de que en los medios privados no se les dé suficiente espacio y cobertura a los “magníficos” planes que llevan adelante, en particular con el enésimo plan para reducir la inseguridad. Les gustaría contar con unos medios de comunicación como los cubanos, pero eso no va a poder ser. Les sugerimos que revisen sus medios y busquen las razones por las cuales sus audiencias son tan pobres. Seguramente es porque tienen poco contacto con la realidad. Mientras tanto, ya está bueno de condenar que los medios privados no actúan como las oficinas de prensa gubenamentales. Si no admiten que les digan cómo gobernar, no pretendan dar clases de periodismo.