El mayor opositor de Santos se declara víctima de un montaje

Screen Shot 2014-05-18 at 8.51.53 PM Bogotá 19 MAY 2014 Screen Shot 2014-03-01 at 8.14.53 PM

El uribista Oscar Iván Zuluaga negó la autenticidad del vídeo que lo muestra con un ‘hacker’ investigado por espionaje

Lo que parecía un clásico cierre de campaña electoral, donde cada uno de los cinco candidatos a la presidencia de Colombia recorrería distintos puntos del país buscando los últimos votos para el próximo domingo, que se celebra la primera vuelta de las elecciones, se convirtió en una agitada jornada protagonizada por un escándalo que tiene en el centro de la controversia al uribista, Oscar Iván Zuluaga. El aspirante a la presidencia ha dicho este domingo que la difusión del vídeo es parte “de un vulgar montaje”.

La tormenta comenzó el sábado en la noche, cuando se reveló un vídeo grabado con un teléfono donde el candidato del movimiento del expresidente Álvaro Uribe aparece en una oficina con un hackeracusado por la Fiscalía colombiana de intentar sabotear el proceso de paz que adelanta el Gobierno con la guerrilla de las FARC. En la grabación, el pirata informático le habla al uribista sobre información de inteligencia militar relacionada con jefes guerrilleros a la que ha tenido acceso, mientras el candidato lo escucha sin sorprenderse sobre estas actuaciones ilegales.

Zuluaga, exministro de Hacienda de Uribe, que inicialmente dijo que desconocía de las actividades ilegales del hacker y que había estado con él en una corta reunión, reaccionó hasta el mediodía del domingo cuando dio una corta declaración a la prensa en la que estuvo acompañado por su abogado y no permitió preguntas. El candidato uribista dijo que el vídeo es parte de un “vulgar montaje que ha sido preparado para manchar nuestra campaña” y se declaró una víctima.

El candidato se limitó a leer un texto de menos de cuatro minutos en el que niega la veracidad de la grabación, a pesar de que él aparece con el que supuestamente es el cuestionadohacker, detenido el pasado 6 de mayo acusado de violación ilícita de comunicaciones, uso de softwaremalicioso, interceptaciones de datos informáticos y espionaje. Este último se ve de espaldas frente a nueve monitores.

“El vídeo-montaje es una trampa y no es casualidad que se publique cuando punteo en las encuestas y el candidato-presidente cae”, dijo el político. El más reciente sondeo, contratado por varios medios de comunicación y realizado por la firma Ipsos Napoleón, pronostica que Zuluaga le ganaría por un punto a Santos en la primera vuelta, lo que equivaldría a un empate técnico.

A pesar de que varios políticos, entre ellos el aspirante a la presidencia por Los Verdes, Enrique Peñalosa, le exigieron al uribista que renuncie a su candidatura por considerar que su conducta raya en lo ilícito, Zuluaga ratificó que seguirá en la contienda electoral. Insistió en este sentido que el vídeo forma parte de “una conducta frecuente en las campañas del asesor JJ Rendón. Hechos similares ocurrieron recientemente en campañas en Panamá, Salvador, México y Venezuela. Infiltraciones, vídeos ilegales y falsificaciones fueron parte de su modus operandi”.

Se refiere al polémico estratega venezolano JJ Rendón, quien era el principal asesor de la campaña de Santos y que también trabajó para Álvaro Uribe en años anteriores. Este estratega se vio involucrado hace una semana en la declaración de un narco que lo señaló de haber recibido 12 millones de dólares para mediar en una propuesta de sometimiento a la justicia de varios capos colombianos, por lo que tuvo que renunciar.

Zuluaga intentó responsabilizar de este nuevo escándalo al presidente Juan Manuel Santos y señaló que en el pasado ya había incurrido en este tipo de acciones. “El presidente Santos en la campaña de 2010, de manera ilegal, imitó la voz del presidente Uribe en campañas publicitarias para buscar su favorecimiento” dijo. Esta misma tesis la había expuesto el expresidente a los medios locales en la mañana del domingo cuando se preguntó: “¿Un vídeo que hacen quiénes? Un presunto hacker que ha trabajado con JJ Rendón, cercano al presidente Santos”, dijo

El candidato Peñalosa, insistió durante el cierre de su campaña en Bogotá, donde realizó un ciclopaseo, que el candidato uribista le “mintió de manera flagrante a los colombianos y no solo eso, sino que incurrió en delitos penales graves como son las interceptaciones ilegales, el delito de concierto para delinquir y el de utilización de información de inteligencia militar”.

La candidata de la izquierda, Clara López, también en su cierre con un grupo de mujeres que pertenecen a diferentes agremiaciones femeninas del país, dijo en la capital colombiana que “los que utilizan la guerra sucia no merecen gobernar el país”, haciendo referencia tanto a la campaña de los santistas como a la de los uribistas. También hizo alusión a un dicho popular del norte de Colombia que dice que “cuando las comadres [viejas amigas] pelean se conoce la verdad y ya vamos viendo cuál es la verdad”. Por su parte, en Cali, la conservadora Martha Lucía Ramírez evitó referirse directamente al escándalo protagonizado por su excompañero de gabinete y dijo que Colombia necesita “un proyecto construido con la gente. Ideas y propuestas, no escándalos y mañas”.

Hasta hoy, según la ley colombiana, los candidatos pueden hacer actos de campaña públicos. Desde mañana se harán a puerta cerrada aunque podrán dar declaraciones a la prensa, y se espera con expectativa cómo serán los dos debates que se realizarán en televisión y en los que sin duda, este escándalo y otros, volverán a mover el ya caldeado ambiente electoral.