El sucesor de Kuczynski se encontrará con un Perú indignado

Los escándalos de corrupción han debilitado la legitimidad de las principales fuerzas políticas y generado el hartazgo ciudadano