Share this:

" />
ELIZABETH FUENTES Cadáver exquisito
EL NACIONAL – SÁBADO 26 DE OCTUBRE DE 2013
Maduro insiste en ser titular con una amenaza interesante: los ministros se deben incorporar a la milicia. Interesante, digo, porque cabe suponer que eso implica entrenamiento

El país desde lejos es un cadáver exquisito que ni Breton: una ministra que se medio desnudó, descubre, oh sorpresa, que varios pilotos de carreras de carros estaban estafando al Estado a través del ministerio que ella, paradójicamente, “conduce”. Y resulta que la chica se ha puesto bravísima pero no contra los delincuentes o el sujeto que, enviado por su despacho, llegó a Bulgaria con casi medio millón de euros en cash, sino contra quienes le han criticado aquel desnudo. “Envidiosos”, escribió la titular del despacho en Twitter, cuando en realidad tampoco es que esté taaan buena: una piel acorde con su edad, poca cintura y mucha keratina y maquillaje, el clásico look de las recién llegadas al poder. Admirable, eso sí, el arrojo cuando publica una foto reciente abrazada con la hija de Chávez en un viaje a Toronto, adonde fueron hace poco a no sé cuál evento, sin ninguna vergüenza por explicar con qué dinero viajó la hija de su benefactor ni con qué dólares la Chávez paga sus compras en un mall de Canadá, furiosa a su vez porque la fotografiaron en eso. “¿Ahora no puedo ir ni a un centro comercial?”, defendió su privacidad en un acto típicamente cadivista y sifrino. 
Más allaíta, Maduro insiste en ser titular con una amenaza interesante: los ministros se deben incorporar a la milicia. Interesante, digo, porque cabe suponer que eso implica entrenamiento, aprender a disparar, dar en el blanco (`ta difícil Giordani), mantenerse en forma, saber entender una orden y cumplirla, ponerse de acuerdo con el resto de la tropa y superar el miedo a la hora de una sampablera. Interesante, insisto, pero no porque semejante esfuerzo les haría abandonar sus deberes cotidianos ­es un chiste, ¿ok?-, sino porque me encantaría apostar en cuánto tiempo ese tren ejecutivo destruye la milicia, lo que convierte la situación en eso que los expertos en mercadotecnia llaman ganar-ganar: adiós a los ministros y adiós a las milicias. Aunque para que acaten semejante orden, Maduro debería quintuplicar el presupuesto de la organización, de manera tal que sea lo suficientemente atractiva como para que algunos ministros y funcionarios consigan allí otra manera de boncharse el erario nacional y poder recorrer en paz los mall de Toronto o Bulgaria.

Después sale Rodríguez Torres, el “magnicidiólogo”, a rebajar la estatura presidencial asegurando que por el más reciente no atentado presidencial, la suma que iban a cobrar era de 10.000 dólares, cuando en 2005 había asegurado que por la cabeza de Hugo estaban pagando 2 millones de dólares. Y aunque la devaluación ha hecho lo suyo en todos los bolsillos, semejante descenso en el costo de la vida de cualquiera es, como mínimo, una ofensa. Equivale a decir que Nicolás es como barato. O que los malos de la oposición están quebrados, lo que implica a su vez que han sido expulsados del bando de la oligarquía maluca. O que la oligarquía multimillonaria y maluca ahora está en el poder y ni de broma va a atentar contra la gallina de los huevos de oro.

Algo como así.

Por eso no sorprende que John Roemer ­un calificado profesor de Yale, amigo del proceso, quizás el marxista analítico con más prestigio hoy en día- rechazara hace poco la invitación que le hiciera un alto ex funcionario del gobierno de Chávez, para que se incorporara a un equipo llamado ¿Que Hacer?, el cual busca, desde el chavismo, encuadernar este desastre llamado revolución. Pero la respuesta de Roemer fue devastadora: “Apreciado amigo: Por lo que he estado leyendo en los periódicos, no confío en que Maduro sea capaz de liderar un gobierno y de resolver los problemas. Creo que el tiempo que voy a emplear trabajando con ustedes sería perdido, pues no se prestaría atención a ideas razonables y sensatas. Me parece que la llamada `revolución’ en Venezuela está más allá de toda esperanza”.