Share this:

" />
Un correo de Macky Arenas mackyar@gmail.com
Mira qué belleza escribieron los compañeros del muchacho asesinado por los degenerados que usaron una ambulancia como caballo de Troya. Muéstrenlo a todos, para que vean la mística con que nuestros jóvenes luchan acá. Así se quiere y se salva un país! Esto no tiene retorno.  Los organismos internacionales pueden tomar vacaciones. Lo que un país no hace por sí mismo no lo hace nadie!!!  

Tinoco, asesinado 10/03/14 en Táchira, joven estudiante, escrito de sus compañeros:

Salió hace un mes de su casa a buscar un país perdido, dejó su calculadora, su lápiz y su cuaderno y a su cama y su familia. En la calle día y noche buscando su país perdido sabiendo que en la patria de hoy para el joven no hay futuro, el futuro es sin futuro. Y caminó con su gente en una y otra cruzada, y se entregó a la vigilia y olvidó cama, almohada, silencio y ventana cambiándolos por colchones, toldos y barricadas. Sus sueños eran despiertos así como sus madrugadas, con los nervios despiertos mientras en el país duermen. Anoche -supongo yo- haciendo tiempo para el descanso y soñando y planificando acciones que el común creería que no tendrían efecto y que muchos criticarían desde sus casas, irrumpió por la avenida la muerte con sus dos ruedas. El fuego del odio infame que nos corresponde a todos, pero que se le adelantó a Tinoco. Y el odio atravesó su cuerpo y cayó sobre el petroleo. La ciudad, si no la patria, suspiró y rompió en un llanto, no como una llovizna sino como un aguacero.
Le pido a Dios que no escampe. Que no pare el aguacero para que su sangre baje, y baje por barricadas por aceras y por barrios, y luego siga bajando hasta que rompa en el Torbes. Y luego siga bajando mezclado entre arcilla y piedra y cruce pueblos y puentes y se encuentre al río Apure. Y luego siga bajando regando de libertad a la sabana y al llano, y conozca al Orinoco. Y ya no será Tinoco, y ya no será su sangre, ya no será sólo un joven que se olvidó de lo propio y salió a buscar su patria, ni tampoco sólo un cuerpo al que el tiempo desaparezca no sólo físicamente sino también del recuerdo de una nación sin memoria, ahora será un río gigante que atraviesa el país entero. Y sobre ese río bueno que va cruzando la patria debemos navegar todos, buscando la libertad, la justicia y la igualdad. Buscando cumplir el sueño de ese joven vuelto agua, el de un país más fraterno, más humano, más digno. Ahora Tinoco es río y su caudal lleva banderas, valentía y dignidad.
Yo me voy por ese río, porque mi tierra está seca, seca en el alma, seca de mucho. Y si la lucha calienta y el río evapora un poco, su caudal disminuirá pero volverá más fuerte en forma de agua de lluvia, y siempre estará Tinoco, y siempre estará la lucha… y siempre estarán los sueños hasta que el país sea libre.