Francisco Suniaga @FSuniaga -Escritor, abogado, profesor, internacionalista | La fiscal es una realidad que supera la ficción

JOLGUER RODRÍGUEZ COSTA DOMINGO 16 DE JULIO DE 2017Screen Shot 2017-07-16 at 6.55.26 AM

–¿En qué página va esta novela? –En sus capítulos culminantes, pero está como El derecho de nacer.

–¿Qué clase de cuento surge de un Estado-gobierno terrorista que hace campañas por la paz? –Un nuevo tipo de cuentos de horror: el terror cínico.

–¿Habría un pasajero como el de Truman en el helicóptero que piloteaba Oscar Pérez? –El auténtico pasajero de Truman está en tierra.

–Hace un año usted no creía que la OEA fuese aliada del gobierno. ¿Y ahora? –Menos, hemos aumentado la calidad y respaldo a las fuerzas democráticas.

–¿Solo influyó el petróleo en no llegar a un acuerdo sobre Venezuela? –Ojalá, aunque creo que en los caribeños hay además reconcomio por Venezuela.

–¿Tenía razón Juan Pablo Pérez Alfonzo al llamarlo “el excremento del diablo”? –Con el debido respeto, nunca he compartido ese juicio de ese gran prócer civil.

–¿Se sembró alguna vez el oro negro? –Mucho, solo que no lo suficiente.

–En vez de una puputov, ¿por qué no lanzar un baño de crudo? –Lo del puputov me pareció un error. Si nos bañamos en petróleo a lo mejor nos tiran un fósforo.

–¿Cómo ven a Venezuela desde el exterior? –Como un país en guerra contra sí mismo.

–¿El cuento de siempre de la diplomacia chavista? –Se les agotó hace rato.

–¿Son los diplomáticos venezolanos personalidades o personajes? –Venezuela contó con un extraordinario cuerpo diplomático profesional y competente.
Los de ahora no son ni diplomáticos, ni personalidades ni personajes.

–¿Un autor para Luis Almagro? –El desaparecido Manuel Scorza, por su novela Redoble por Rancas.

–¿Un personaje para usted como autor? –Nicolás Maduro.

–¿La metáfora de esta tragedia? –Ricardo III.

–¿Será puro cuento la palabra de las FARC? –El tiempo lo dirá. Su plan es como el de Maduro, pero al revés: lograr con los votos lo que no pudieron con las armas. Ojo, el objetivo es el mismo.

–De ser Julio Borges, ¿qué hubiera hecho ante el coronel Lugo? –No lo sé. Quizás no habría tenido la valentía, que él tuvo, de entrar a su guarida a reclamarle.

–¿Haría una versión actualizada de la invasión a Machurucuto de los años sesenta? –No, bastaría con relatar la triste y bochornosa historia de cómo Fidel y Raúl entraron por la Rampa 4 de Maiquetía y sin disparar un tiro, caminando sobre alfombras rojas, se cogieron el país.

–¿Seguirá castrando el castrismo a Venezuela? –Somos su última teta antes de claudicar, la van a chupar hasta secarla.

–¿Recibirá la dictadura la tan cacareada trompada de Trump? Trump no sirve ni para esa vaina.

–¿Y un jalón de orejas de Francisco? –No, el Papa simplemente se cuadró con la iglesia venezolana. No dirá nada.

–Y los chinos, ¿son ahora los dueños del patio trasero latinoamericano? –Y de África y buena parte de Asia.

–¿Cómo queda Manuel Noriega ante Maduro y compañía? –Como una pesadilla en mono naranja.

–¿La imagen internacional del socialismo del siglo XXI? –Las imágenes del asalto a la Asamblea Nacional.

–Luego de la OEA, ¿se salvará el régimen de la ONU? –A este régimen no lo salva nadie (risas).

–¿Un personaje como la fiscal? –No recuerdo ninguno. La fiscal es una muestra de realidad que supera a la ficción.

–¿La trama oculta del TSJ? –No la hay. Son bastante explícitos, y hasta cínicos, en sus decisiones violatorias del derecho.

–¿Una fe de errata para los poderes? –Paso.

–¿Otros personajes de la “revolución” en busca de un autor? –¿Cuál revolución? Aquí lo que hay es un remedo de revolución, los personajes son de tiras cómicas.

–¿De la oposición? –Muchos, para quien guste de la épica.

–¿Un género para el 30 de julio? –La tragedia.

–¿Otro para el 16 de julio? –El épico.

–¿El suspenso nacional? –Hasta cuándo van a durar en el poder.

–¿La tragedia de la Asamblea Nacional? No tener un ejército.

–¿Una semejanza literaria de las fuerzas de seguridad del Estado? –Los miserables.

–¿Sabía o no sabía Venezuela que era feliz, o no lo era? –Tanto lo sabía que militaba en AD (carcajadas).

–¿El prólogo de la constituyente? –La barbarie busca legitimidad.

–¿El epílogo? –Una derrota histórica y un fin de ciclo.

–¿Un posible capítulo final? –El deseable es una negociación en la que se acuerde una salida a la crisis. El indeseable es una guerra catastrófica.

–Y la transición, ¿será tan larga como El derecho de nacer? –La transición venezolana a la democracia ha sido larguísima. Comenzó en octubre de 1945 y continúa hasta nuestros días. Esto no es sino otro capítulo.

–¿Qué pasaría en Venezuela si terminase consolidada como La otra isla? –Lo mismo que pasó cuando Pepe Ganga dejó de existir.