Share this:

" />
Gobiernos rompen el silencio sobre Venezuela -Critican que Brasil y Uruguay no fijen posición

ANNA MAIER MANUEL TOVAR EL NACIONAL – MARTES 25 DE FEBRERO DE 2014

Panamá, Chile y Costa Rica plantaron postura firme en defensa de las libertades de los venezolanos

Screen Shot 2014-02-25 at 6.40.44 AMLa crisis en Venezuela ha comenzado a mover el tablero diplomático regional. Por primera vez el gobierno nacional ha tenido que enfrentar las críticas abiertas de varios países de la región a un mismo tiempo. Gobiernos como el de Panamá, Costa Rica y Chile han deplorado la situación de violencia y se han manifestado a favor del respeto de los derechos humanos en el país.

“Creo que la razón del despertar de algunos países se debe a la torpeza del trato del régimen a los medios extranjeros, al sacar del aire al canal NTN24 y al amenazar a CNN. Lesionar los derechos de difundir información de esos medios llevará a más reacciones internacionales”, señaló el exdiplomático Emilio Figueredo.

El experto consideró que el gobierno ha desconocido el impacto de las redes sociales y los hechos inocultables de violencia que por allí se han transmitido. Señaló que más jefes de Estado “se pronunciarán en la medida en que la crisis no pueda ser manejada por el Estado ya que en política internacional el oportunismo juega un papel importante”.

Panamá, Chile y Costa Rica son los países que han plantado la postura más firme a la defensa de las libertades fundamentales de los venezolanos.

El Jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló el viernes que la derecha de América Latina se alió en su contra y reclamó respeto a los mandatarios de Panamá, Ricardo Martinelli, y de Chile, Sebastián Piñera, próximos a concluir sus gobiernos. “Presidentes, aunque les queden 10 días respeten y no se metan en nuestros asuntos”, afirmó en una rueda de prensa.

Otros gobernantes, como los de Perú y Colombia, no han sido tan contundentes en sus declaraciones. El mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, fue criticado en su país por tardarse en fijar posición y cuando lo hizo Maduro arremetió contra él: “Me va a venir a dar lecciones de democracia el presidente Santos cuando lo que yo estoy haciendo es defender el derecho a la paz de Venezuela”, dijo.

Figueredo expresó que la respuesta de Maduro complica las relaciones con el país vecino y puede empeorar el descontento en la comunidad colombiana en Venezuela que está resentida por la paralización de remesas a sus familiares.

Silencio. Para la internacionalista Elsa Cardozo es lamentable la lentitud y omisión de muchos gobiernos en denunciar las violaciones a los derechos humanos en Venezuela.

“Al final, el silencio siempre es cómplice”, dijo.

Acotó que muchos de los países han despertado bajo presión de la opinión pública, de organizaciones no gubernamentales y de legisladores que no tienen un compromiso con el gobierno venezolano.

Afirmó que es inadmisible que países como Brasil, Argentina y Uruguay, que pasaron por dictaduras, no se solidaricen con el pueblo venezolano.

Figueredo mencionó la solidaridad de esas mismas naciones y dijo que aunque estos días ha quedado claro que en Venezuela gobiernan los militares, llama la atención que esos países que sufrieron regimenes militarista permanezcan en silencio. “Se mueven muchos intereses”, aseguró.