Héctor Pérez Marcano | Punto de no retorno (Fuera Zapatero y los cubanos -PM)

Héctor Pérez Marcano copy23 Mayo, 2017

 

Llegamos a un punto de no retorno y tenemos dos objetivos fundamentales

Hemos llegado al punto culminante de la crisis venezolana. Es indispensable que la dirección opositora hile muy fino para que su conducción no se vea afectada por las maniobras que los asesores cubanos aconsejan al acorralado régimen que preside Maduro.

La intervención cubana ya es descarada y aconsejan sembrar el terror. El consejo sobre cómo utilizar francotiradores debe ser denunciado en todos los niveles y espacios internacionales. Tuve la oportunidad de escuchar una grabación en la que se dan instrucciones sobre la actuación -para ser más eficaz- de francotiradores en la que se aconseja tomar las azoteas de los edificios más altos para así dominar todo el espacio del lugar donde se actúa y

pude detectar que quien daba las instrucciones era un cubano.

El régimen está tratando de crear una situación de caos y anarquía para lo cual utiliza a los colectivos armados que agreden, saquean y roban a los comercios. Al mismo tiempo por las redes sociales transmiten mensajes de radicalismo que logran crear confusión y divergencias en el seno de la, hasta ahora, cívica y pacífica movilización de repudio nacional al régimen de Maduro. Debemos rechazar los llamados a la violencia que solo beneficiaría al régimen por su capacidad para reprimir. Debemos tener claro que el régimen, desesperado, no tendrá límites a la hora de reprimir. El consejo cubano es reprimir salvajemente para intentar crear miedo en la población que los rechaza y pide ya -sin vuelta atrás- la renuncia de Maduro para dar paso a un gobierno de transición nacional.

La lucha ha llegado a un punto de no retorno para la oposición. Ahora tenemos dos objetivos fundamentales: sacar a Maduro y derrotar la proposición de Asamblea Nacional Constituyente.

Maduro apelará de nuevo a ofertas de diálogo y seguirá con su falaz propuesta de paz. Debe la oposición dejar muy claro a la opinión nacional e internacional que solo nos sentaríamos a negociar sobre un gobierno de transición nacional, cuya primera acción sería archivar la fascista proposición de otra Constituyente.

Llegó la hora de cerrar filas para luchar por la democracia y la libertad. El empresariado venezolano que sobrevive debe tener claro que en un Estado Comunal no cabe la propiedad privada, que serán liquidados implacablemente. Por tanto deben restearse ya que estarán luchando por su existencia.

Empresarios, trabajadores, estudiantes, profesionales, amas de casa, todos debemos llegar a una acción