Holguín resalta que debate en la OEA expuso situación fronteriza

Universallunes 31 de agosto de 2015

María Ángela Holguín, canciller de Colombia, consideró como una sorpresa el voto de Panamá, país que al principio estuvo a favor de la reunión en la Organización de Estados Americanos (OEA)Screen Shot 2015-08-31 at 9.03.52 PM

Colombia no puede quedarse solo con una negativa, dijo la funcionaria

Caracas.- “No lo considero una derrota, porque el debate se dio”. Así lo manifestó María Ángela Holguín, canciller de Colombia, quien dijo que su país analiza si será conveniente la reunión que se ha propuesto, y que apoya Venezuela, para que se trate el tema en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Dijo que se puede calificar como un logro el que se “haya expuesto a nivel multilateral” lo que está ocurriendo en la frontera. Indicó además que es tiempo para preguntarse sobre el valor del papel de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre estos temas de derechos humanos.

Holguín consideró como una sorpresa el voto de Panamá, país que al principio estuvo a favor de la reunión en la OEA, y que luego decidió finalmente abstenerse porque quiere defender su propuesta de alzarse como mediador en la crisis de Venezuela y Colombia.

Colombia se quedó hoy a un voto de alcanzar los 18 apoyos necesarios para que la Organización de Estados Americanos (OEA) convocara una reunión de cancilleres de los 34 países miembros sobre la crisis fronteriza con Venezuela.

Con 17 votos a favor, 5 en contra, 11 abstenciones y una ausencia (Dominica), el Consejo Permanente de la OEA rechazó celebrar la reunión de ministros de Exteriores propuesta por Colombia ante lo que considera una “grave crisis humanitaria” con “deportaciones arbitrarias y maltratos” a sus ciudadanos por parte de Venezuela en la frontera entre ambas naciones, destacó la agencia Efe.

La canciller dijo esperar que los países que consideraron que no hay una situación violatoria de derechos, “hagan un llamado a Venezuela” para que desde Caracas se busquen soluciones a esta “crisis” que afecta a los ciudadanos de Colombia.

Colombia no puede quedarse solo con una negativa, dijo la funcionaria, quien expresó que mientras tanto se mantengan estos casos, su gobierno va a defender a los deportados o expulsados en los últimos días.

“Queremos ayudarle a esas personas, a poderles resarcir sobre lo que les ha ocurrido con esta falta de humanidad con la que han sido tratados”, expresó.