Share this:

" />
INFORME OTÁLVORA @ecotalvora ‏| Zapatero fracasa como emisario de Maduro

12/2/2018Screen Shot 2018-02-12 at 4.17.38 PM

Representantes de los gobiernos de Cuba y Venezuela participan en las reuniones preparatorias de la VIII Cumbre de las Américas congregará a los mandatarios americanos el 13 y 14ABR18 en Lima.

La canciller de Perú, Cayetana Aljovín, aseguró el 04FEB18 que el “Grupo de Lima” formado por 15 gobiernos del continente, evaluaría “detenidamente” el tema de invitar a Nicolás Maduro a la cita. Aljovín, en el cargo desde el 09ENE18, cometió un error al hacer esa afirmación por cuanto las invitaciones a la Cumbre ya fueron cursadas por el gobierno peruano durante el mes de noviembre del 2017. La lista de invitados abarca a todos los gobiernos miembros de la OEA así como al régimen cubano. El presidente Pedro Pablo Kuczynski enmendó el error de su canciller el 07FEB18 al afirmar que “él [Maduro] está invitado, él puede venir, pero ya veremos cómo lo reciben los venezolanos que están aquí en el Perú en decenas de miles”. La frase de PPK creó expectativas sobre protestas que pudieran realizarse en la capital peruana en rechazo a la presencia de Maduro. De hecho, varios partidos políticos peruanos están solicitando que Maduro sea declarado “persona no grata” y se proponen organizar actos de calle durante su hipotética  presencia en Perú.

*****

Los días 08 y 09FEB18 se instaló en Lima el “Grupo de Revisión de la Implementación de Cumbres” donde los representantes de los países participantes en la Cumbre de las Américas negocian los contenidos de las declaraciones que serán suscritas por los mandatarios. En la caótica reunión celebrada en el Hotel Novotel de Lima, aparecían los cartelones de Venezuela y Cuba entre los representantes que debaten el contenido de la declaración que llevará por nombre “Gobernabilidad Democrática frente a la Corrupción”. Aún se desconoce si Maduro y Raúl Castro viajarán a la Cumbre de Lima. La Casa Blanca tampoco se ha pronunciado sobre la presencia de Donald Trump en la reunión continental y se da como un hecho que la representación de EEUU estará en manos del Secretario de Estado Rex Tillerson. En general, los gobiernos de la región no están en la tónica de victimizar a Maduro excluyéndolo de la Cumbre.

*****

El gobierno de Brasil envió una delegación ministerial encabezada por el Ministro de la Defensa para visitar Guyana y Suriname durante los días 08 y 09FEB18. Oficialmente el viaje tiene como propósito tratar asuntos relacionados con la “seguridad fronteriza”. El ministro de Defensa, Raul Jungmann se hizo acompañar de una comitiva castrense que incluyó, entre otros, al Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas almirante Ademir Sobrinho y al asesor militar especial del Ministro mayor brigadier (aviación) João Tadeu Fiorentini. Junto a Jungmann viajó el ministro de Justicia Torquato Jardim y el ministro Jefe del Gabinete de Seguridad general Sérgio Etchegoyen quien es, además, el superior de la Agencia Brasileña de Inteligencia y probable próximo Comandante del Ejército de Brasil.

El portal brasileño “O Antagonista” sugirió el 08FEB18 que la visita ministerial brasileña a Guyana en realidad se trataba de un “recado” a Nicolás Maduro para que no “ose invadir Guyana” ya que “Brasil no va a tolerar una agresión contra cualquier país vecino”. La nota de “O Antagonista”, que no cita fuentes oficiales brasileñas, tiene como contexto la reactivación del tema del diferendo territorial entre Venezuela y Guyana. El portal brasileño afirma que “las fuerzas armadas brasileñas tienen la información de que Venezuela planea tomar a la fuerza la región del Esequibo”. Sin embargo, fuentes oficiales y analistas brasileños de temas militares consultados para este Informe, se mostraron escépticas sobre la tesis difundida por “O Antagonista” y restaron credibilidad a la hipótesis de una acción militar del gobierno Maduro sobre el territorio en reclamación.

Ya en Georgetown, el ministro Jungmann afirmó el 09FEB18 que su país  no aceptaría una acción “no pacífica” en relación al diferendo Venezuela-Guyana. “No se puede admitir, para el equilibrio de la región, cualquier salida por la fuerza. Brasil no acepta esa posibilidad”. Jungmann fue condecorado por el presidente guyanés David Granger.

Por cierto, el viaje de los ministros brasileños a Surinam estuvo precedido por una visita que el canciller de Maduro, Jorge Arreaza, realizó el 07FEB18 a Paramaribo. Arreaza incluyó Surinam en una “contragira” que efectúa en respuesta a la gira realizada por el Secretario de Estado de EEUU la semana anterior. En Paramaribo Arreaza fue recibido por el presidente Desiree Bouterse quien hasta ahora se muestra como aliado y beneficiario del gobierno chavista.

*****

Según fuentes militares brasileñas, el ministro de Defensa Jungmann habría solicitado a finales del año 2017 a su homólogo de Venezuela, general Vladimir Padrino, sostener una reunión para tratar temas de cooperación bilateral. Con su vista a Surinam y Guyana, Jungmann completaba sus reuniones con sus colegas suramericanos. Pasados dos meses de espera, el ministro de defensa del gobierno Maduro nunca respondió a la solicitud brasileña.

*****

Las negociaciones Maduro-MUD quedaron rotas la noche del 06FEB18. Ya desde la ronda del 12 y 13ENE18, en medios diplomáticos internacionales se daba como un hecho el fracaso de las negociaciones ya que los representantes del gobierno Maduro se mostraban decididos a no conceder las amplias garantías electorales que la oposición exigía fueran incluidas expresamente en el proyecto de acuerdo. El gobierno mexicano abandonó el 23ENE18 su papel de acompañante y garante de las negociaciones mientras el canciller chileno optó por no asistir a las siguientes sesiones delegando su representación en funcionarios de su cancillería.

El “borrador” de acuerdo entregado a las partes el 02DIC17 por el presidente dominicano Danilo Medina y en cuya elaboración participaron activamente los gobiernos de Chile y México, fue considerado por la Oposición como un documento que podía servir de base para la negociación pero los enviados oficialistas se mostraron contrarios al mismo. Con el pasar de las semanas quedaba en evidencia la creciente distancia entre la posición exigida por la Oposición y las “concesiones” que estaba dispuesto a firmar Maduro. La decisión de convocar a elecciones presidenciales adelantadas que la “Asamblea constituyente” de Maduro anunció el 23ENE18 fue el elemento que marcó el final de las negociaciones. La celebración de votaciones en el primer cuatrimestre del año no permitiría la concreción de las garantías exigidas por la Oposición tales como la organización de una misión de observación internacional que asistiera al proceso electoral desde la propia fecha de su convocatoria.

*****

Tras cerrase la ronda de negociaciones del 13FEB18 en la cual las partes suscribieron un “acta de avances”, comenzó una intensa actividad en Caracas alrededor del futuro de las negociaciones. El expresidente José Rodríguez Zapatero, actuando en su rol de intermediario en nombre del gobierno Maduro,  produjo un proyecto de acuerdo que calificó como un “consenso básico” que reunía los enunciados mínimos sobre los temas en negociación. Dentro de la  Oposición, en cambio, se imponía la tesis de quienes consideraron que el acuerdo debía contemplar claros y específicos enunciados de los compromisos para la transparencia electoral, además de incluir expresamente la libertad de los presos políticos y la disolución de la ilegal “asamblea constituyente”. El gobierno Maduro buscaba que la Oposición firmara un documento que le daba legitimidad política a las elecciones adelantadas. En la Oposición se impuso la posición de quienes no estaban dispuestos a mostrarse como asociados a la maniobra oficialista.

*****

El 05FEB18 en la sede de la cancillería dominicana eran esperados los negociadores venezolanos pero ese día las negociaciones entre Maduro y la MUD corrían en Caracas de la mano de Zapatero. La noche del 05FEB18, Zapatero junto a los negociadores Jorge y Delcy Rodríguez sostuvieron un encuentro con Maduro del cual los medios oficialistas dieron cuenta. El gobierno dominicano fue informado por Zapatero sobre la existencia de “acuerdos verbales” entre Maduro y la Oposición para firmar en Santo Domingo un texto de acuerdo al día siguiente. De hecho, los encargados del ceremonial dominicano procedieron a instalar el 06FEB18 en el lobby del Centro de Convenciones de su cancillería una mesa con dos sillas y dos plumas que adelantaba la supuesta e inminente firma de un acuerdo. A su llegada al local, los representantes de la Oposición manifestaron su malestar por la presencia de aquella mesa que fue interpretada como una medida más de presión. Tras varias horas de conversaciones, en presencia del presidente dominicano y su canciller, así como de Zapatero y de los enviados de Bolivia, Nicaragua, Chile y San Vicente y las Granadinas, las negociaciones quedaron rotas. La delegación oficialista se levantó de la mesa y abandonó Santo Domingo la noche del 06FEB18. Antes de abandonar el edificio, los enviados de Maduro anunciaron a la prensa que no continuarían negociando y procedieron a firmar unilateralmente el proyecto de acuerdo preparado por Zapatero. El jefe de la delegación opositora entregó al presidente Medina, en la mañana del 07FEB18, un proyecto de acuerdo aceptable por la Oposición.

En una carta pública difundida el 07FEB18, con aires de derrota y despecho, Zapatero evidencia su rol de vocero de Maduro acusando a la Oposición del fracaso de las negociaciones. Dice Zapatero que el texto por él elaborado “da respuesta a los planteamientos esenciales discutidos durante meses, a saber, el acuerdo en un proceso electoral con garantías y consenso en la fecha de los comicios, la posición sobre las sanciones contra Venezuela, las condiciones de la Comisión de la Verdad, la cooperación ante los desafíos sociales y económicos, el compromiso por una normalización institucional y las garantías para el cumplimiento del acuerdo, y el compromiso para un funcionamiento y desarrollo plenamente normalizado de la política democrática”. El análisis de los diversos documentos que circularon en la mesa deja en evidencia que Zapatero, como ya ocurrió en anteriores negociaciones, actuó como redactor y vocero de las posiciones del oficialismo. El documento que el oficialismo intentó imponer y que fue  rechazado por la Oposición es una lista de títulos con contenidos dubitativos. Incluso, en el uso de la expresión “sanciones contra Venezuela”, frase inaceptable por la Oposición, Zapatero dejó retratada su posición de mediador parcializado en el proceso. En tanto, el cierre de las negociaciones encendió la luz verde para nuevas sanciones internacionales contra el gobierno Maduro y, muy probablemente, contra el régimen cubano.