Jesús Peñalver @jpenalver | Amnesia criminal

Screen Shot 2016-02-23 at 5.44.46 AM22 de febrero de 2016

 

La democracia, a pesar del criterio enano de los bárbaros, fija límites normales al poder, también a la libertad; pero ello no significa desmedro ni violación a la dignidad de los ciudadanos, quienes siempre podrán ejercer su derecho a la protesta como medio de presión y crítica para una racional y pacífica convivencia en sociedad.

Hoy en Venezuela, la sola existencia del chavismo o lo que queda de éste representado por el régimen que regenta Nicolast Maduro, sigue atentando contra la democracia que tanto costó consolidar en buena medida y durante algo más de cuarenta años, a pesar de los denuestos y las barbaridades que se le endosan.

Screen Shot 2016-02-23 at 5.48.04 AMComo una prueba más de la pérdida de la libertad y del aumento de las injusticias en el país, vemos como la bancada dizque de la patria o bloque rojo en la Asamblea Nacional, se opone a la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, cuyo proyecto se aprobó hace poco en primera discusión, arguyendo razones descabelladas, motivos fútiles e innobles, circunstancias sin asidero que las sostengan ni en derecho ni en justica, inclusive, llamándola Ley de amnesia criminal, en esa recurrida práctica de neolengua que tanto daño causa al idioma y a las instituciones.

Justicia PSUV
Pues bien, vuelve la peste roja empoderada en mala hora a violar la justicia, con toda clase de formas de opresión envilecida que derivan de la restricción de los derechos individuales en las represiones del poder, hasta el límite extremo de las condiciones elementales de la integridad personal. Son bien conocidos los casos de torturas, especialmente contra los prisioneros políticos, a los cuales se les deniega muchas veces incluso un proceso normal o que se ven sometidos a arbitrariedades en el desarrollo del juicio.

Amnesia criminal es pretender olvidar las siniestras fechas del 4F y 27N, de intentonas golpistas, funestos días teñidos de sangre por manos asesinas, donde por cierto, en la primera, doña Blanquita Rodríguez de Pérez y su honorable familia, salvaron sus vidas milagrosamente, pues los golpistas tiraron a matar. Por cierto, las paredes de VTV tienen memoria: cuando ven a un milico lloran sangre. No sea usted como esa gente de mala memoria, que empeña la palabra y luego no va a buscarla nunca.

Criminal amnesia lo constituye el pretendido olvido, que Caldera II sobreseyó al golpista y su combo, quien nunca fue a juicio por no confiar en la justicia. De allí que no fuera sentenciado. Ese mismo golpista que reunió en su persona la suma del poder público y pronto se convirtió en un enemigo declarado de los DD. HH, criminalizando a sus defenderos y a las ONG, judicializó la protesta social pacífica y persiguió penalmente a los disidentes políticos.

Criminal olvido lo sería, si se perdiera la memoria sobre aquel milico golpista que encarnó la suma de todos los defectos morales del venezolano, tan grosero, que hasta sus apuros intestinales los describía en cadena nacional y ofrecía dar lo suyo a su mujer de entonces.


Criminal sería olvidar a aquel que dijo ser rico es malo, o al hoy jefe del bloque rojo y abatido que espetó: no vamos a sacarlos de la pobreza para que se vuelvan escuálidos, ni al monje Giordani quien sin desparpajo afirmó: los pobres tendrán que seguir siendo pobres, los necesitamos así… El muerto al hoyo y los vivos dándose golpes de pecho.

Venezolano, haz memoria, y cuenta los desmanes de la diecisieteañera pesadilla roja, porque si tú no cultivas tu memoria, vendrá otro a sembrar cuentos de rutas y caminos, de empanadas y conucos.
La memoria es de los demócratas; del autócrata el olvido.

Jesús Peñalver foto de jiulio 2015

Jesús Peñalver es abogado
Columnista de Opinión
penalver15@gmail.com