José Guerra @JoseAGuerra | ECONOMISTA Y DIPUTADO DE LA ASAMBLEA NACIONAL “El PSUV sabe que debe haber cambios en la política económica pero no lo dice

Screen Shot 2016-01-25 at 08.57.55VÍCTOR AMAYA  @victoramaya

El economista José Guerra es el diputado que encabeza la comisión especial que estudió el Decreto de Emergencia Económica.

El miércoles, luego de la primera sesión de la instancia, donde se dieron unas primeras consideraciones y se escuchó a representantes del sector de trabajadores, jubilados, industriales y pequeños comerciantes, Guerra contestó a TalCual sobre la forma y el fondo de la emergencia económica y las perspectivas que tiene el Gobierno para afrontar la crisis que ellos mismos causaron.

Como economista, cuando leyó el decreto ¿qué fue lo primero que analizó? ­Cuando leo el decreto, sobre todo los considerandos, lo que me encuentro es una elusión de las responsabilidades del Gobierno en materia económica. Es decir, el Gobierno trata de no asumir responsabilidades de la crisis económica que estamos viviendo. Es bueno recordar que el precio petrolero está cayendo fuertemente desde mediados del año pasado. No está cayendo hace cinco años, cuando estaba muy alto, sino cuando empezó a disminuir su precio en 2014. Por tanto, esta crisis no es de origen petrolero sino que es una crisis de origen interno basada en los modelos económicos que ha adoptado el Gobierno. Esa es la razón de fondo de la crisis. Entonces cuando leo el decreto y veo los considerandos me encuentro con cosas como esta: que cuando el precio del crudo comenzó a caer es por una conspiración internacional. ¿Y cuando sube a qué se debe entonces? Eso no tiene sentido. Sin embargo, estamos evaluando el decreto, como nos corresponde, y daremos las consideraciones que amerite el caso.

En el decreto se habla de la necesidad que tiene el Gobierno de simplificar trámites, pero hay una ley vigente para eso aprobada no hace mucho.

¿Es una redundancia? ­Sí. Por ejemplo, el decreto establece que hay que mejorar y evitar la ilusión y la evasión fiscal, pero ya el Gobierno el año pasado en el decreto que mejora el Código Orgánico Tributario contempló justamente que el Seniat tenga mayores competencias para disminuir la evasión fiscal. Luego está la simplificación de trámites. Ya hay un decreto ley del año pasado en el cual se faculta al Gobierno para adoptar medidas para simplificar trámites. Luego hay un decreto que tiene que ver con las inversiones extranjeras, que es el Estatuto de las Inversiones Extranjeras para facilitarlas.

Entonces si eso está en el decreto de emergencia económica fue porque no leyeron bien todo lo que tiene que ver con estas reglamentaciones anteriores donde ya está contemplado lo que se presentó en la forma del nuevo decreto

Cuando la comisión niega aprobar el decreto debe emitir unas consideraciones. ¿Por dónde pueden ir tales consideraciones? ­No las tenemos todavía porque no hemos terminado el informe. Cuando lo hagamos, es que lo sabremos

¿Y personalmente, como economista y como diputado, qué cree debe incluir ese informe? ­Yo podría sugerir un conjunto de acciones al Gobierno, de manera que las pueda tomar en cuenta. Al final, esto se trata de que la situación mejore para el ciudadano venezolano, no para el Gobierno. Eso es por lo que nosotros estamos luchando.

Ahora, el Gobierno está obligado a oír porque esta no es una crisis cualquiera. Estamos hablando de una crisis macroeconómica, muy importante, de las condiciones de vida del venezolano, que no se resuelve con un decreto de emergencia económica nada más. Aquí hay que hacer otras cosas. Además, medidas adoptadas en 60 días no son suficientes. Aquí hay una continuidad de la política económica.

De ser llamado por Nicolás Maduro, ¿qué le diría en esa reunión? ­Yo voy, y le diría Presidente, usted tiene que rectificar. Lo primero que le diría yo es que se olvide del modelo este del socialismo del siglo 21, que es estatista y eso no ha funcionado en ninguna parte del mundo, y que debemos entrar en otra dinámica, en otra perspectiva, donde hay que tomar en cuenta al sector privado; debe haber menos confrontación y más diálogo.

El Gobierno retoma el aumento de la gasolina. ¿A cuánto debe aumentar y cómo puede hacer el Gobierno para cumplir su promesa de que no impulsará la inflación? ­No hay manera de que usted aumente la gasolina, como se va a aumentar, y que no tenga efecto inflacionario. Lo va a tener. A lo mejor no es el que mucha gente anticipa pero sí lo va a tener. Ahora, en cuánto debe aumentarse, pues esa es una decisión del Gobierno pero para mí por lo menos tiene que estar cerca del costo de producción para que no se siga perdiendo plata con la gasolina.

¿Cuánto es ese costo? ­No sé. Eso va cambiando permanentemente.

¿Y en otras medidas, cambios tributarios por ejemplo, qué medidas pudiera tomar el Gobierno sin necesidad de un decreto de emergencia económica? ­Aquí el espacio para cambios en la política fiscal es muy poco.

Aquí los grandes cambios son en la política cambiaria y en el precio de la gasolina, y hay que esperar que el Gobierno presente su plan, sus acciones, para ser evaluadas por nosotros. Lo que no podemos hacer sin ser gobierno es hacernos responsables de las políticas que van a tener que tomar ellos, que fueron quienes causaron la crisis, no nosotros.

Cuando se niegue el decreto y emitan el informe, pudiera el Gobierno proponer otro.

Ojalá. Y que sea un mejor decreto que este que tenemos ahorita.

¿Pero entonces sí estamos en necesidad de una declaratoria de emergencia económica? ­Lo que necesitamos, urgidos, es de una política económica, que es distinto. Lo que se requiere es una política económica diferente que oriente la acción del Estado. Con la actual no hay resultados. No creo que se necesite un decreto de emergencia para eso.

Antes de instalar la comisión especial, sostuvo un encuentro con los diputados del chavismo, sin micrófonos cerca. ¿De qué hablaron allí?
Ellos reconocen el alcance de la crisis. Ellos están muy preocupados por la crisis y están de acuerdo en que debe haber cambios en la política Cortesía de Banca y Negocios económica pero no lo dicen en público.
Screen Shot 2016-01-25 at 09.06.17
El martes el Gobierno instaló un nuevo Consejo de Economía Productiva, donde está el ministro Luis Salas, aquienes tildan de dogmático, pero también un millonario como Carlos Dorado.

Eso es lo que él (Nicolás Maduro) llama la burguesía parasitaria. La burguesía parasitaria fue al Teatro Teresa Carreño.

¿Tiene esperanza de que ese Consejo produzca resultados positivos? ­Esa fue la misma mesa de trabajo del año 2015 y de 2014, que coordinaba Nelson Merentes y antes Rafael Ramírez. La misma. Esa película ya la hemos visto dos veces.

¿El Gobierno puede superar la crisis o hay que cambiar el Gobierno para hacerlo? ­No necesariamente hay que cambiarlo, si el Gobierno rectifica y toma un rumbo. Pero si el Gobierno no cambia sus formas, es muy difícil que la crisis no se siga agudizando, que es el temor que yo tengo.

Como economista, ¿qué aporta a la comisión que encabeza además de coordinarla? ­Lo que yo puedo aportar es el estudio de la viabilidad macroeconómica de ese decreto que es lo que hice ya. De los considerandos, de los artículos fundamentales y trabajar sobre esa base.

¿Y es viable? ­
Hay problemas evidentes.

El artículo 4, por ejemplo, es muy peligroso, el del corralito. Ese es un problema. ¿Si no vas a establecer restricciones a la tenencia de moneda entonces para qué lo pones ahí?

El ministro Miguel Pérez Abad dijo que el decreto no busca permitir más expropiaciones… ­Pero eso está en el artículo 2, numeral 8 y 9, entonces para qué lo pones si no quieres expropiar. ¿Lo pones para crear incertidumbre?

¿Cree que hay intenciones ocultas en este decreto? ­No. Las cosas están más claras de lo que uno piensa. La orientación del decreto es reiterar en las acciones que el Gobierno ha tomado para mantener el modelo económico, que es para mí la causa de la crisis.

¿Cree que el Gobierno redactó el decreto de esta manera para obligar a la Asamblea Nacional a no aprobarlo? ­Eso es lo que muchos dicen.

Si eso es así, es una jugada de corto plazo muy riesgosa.

Porque entonces el Gobierno se limitaría a sí mismo en la capacidad de acción. Si ellos dicen que hace falta un decreto y lo llevan para que no se apruebe entonces el Gobierno se está poniendo límites.

Más allá de esta comisión, la Asamblea Nacional tiene más que hacer. ¿Cuáles son las prioridades en materia económica, reformar la Ley del Banco Central, por ejemplo?
La Ley del Banco Central hay que reformarla urgentemente, también avanzar en la agenda social que ya se ha anunciado. Pero yo creo que la del BCV es fundamental.

Allí hay que hacer tres cosas: las autoridades las debe nombrar el Gobierno y la Asamblea Nacional, los dos.

La destitución del presidente y demás miembros del directorio también debe hacerlo la Asamblea Nacional. Y tres, que las cifras no pueden ser de origen secreto. Y cuatro, que se prohíba que el Banco Central financie el gobierno.

¿Las cifras del BCV sobre inflación dadas hasta septiembre de 2015 y luego de un año sin publicarlas son falsas? La inflación no está bien calculada. Está subestimada, claramente. Yo creo que es mucho más de 140%. El porcentaje de escasez no se publica, pero en artículos regulados es casi 80%.

¿Han tenido contacto con los ministros, con el gabinete económico? ­No ha habido. El contacto es con los voceros políticos nada más: Aristóbulo Istúriz y Héctor Rodríguez.