Share this:

" />
La cara de Nicolás Maduro «se aparece» en un cuadro de Hugo Chávez -GUILLERMO LLONA / ABC 21/05/2013

Según Mario Silva, presentador chavista de Venezolana de Televisión, se trata de una maniobra orquestada por el número dos del régimen, Diosdado Cabello, para mostrar al presidente como un loco

Screen Shot 2013-05-24 at 7.40.55 PM

En una conversación telefónica a la que ha tenido acceso ABC, el presentador del programa «La Hojilla» de Venezolana de Televisión, el chavista Mario Silva, anuncia al teniente coronel cubano Aramis Palacio un misterioso suceso: el rostro del presidente de Venezuela,Nicolás Maduro, se había aparecido en un cuadro del fallecido líder bolivariano Hugo Chávez. [Consulta la transcripción completa de la grabación (en PDF)]

Según asegura Silva en la grabación, el propio Maduro le contó que su cara «había aparecido en el cuadro del Comandante que está en el Cuartel de la Montaña». El presidente desveló en su día que había mantenido un encuentro sui géneris con Hugo Chávez reencarnado en «pajarito chiquitico», pero en esta ocasión era él quien protagonizaba un acontecimiento sobrenatural. «La cara de él está en las manos del Comandante, y dicen que tienen vídeo y todo», cuenta Silva al militar cubano. «Yo no le voy a decir [a Maduro] que no creo en esa verga, ¿verdad? Pero me dice que eso se dio delante de la gente de Casa Militar y delante de Tarek El Aissami [gobernador chavista de Aragua]», afirma el presentador.

“¡Coño, Chávez nos está vigilando!»

Tras su conversación con Maduro, el incrédulo conductor del canal público venezolano habló con el alcalde chavista de Libertador. «Ahorita, como buen ateo […] yo me dejo de pendejadas, yo llamo a Jorge Rodríguez y le digo: Jorge, está pasando esto en el Cuartel de la Montaña, Y me dice Jorge: “Cuidado con lo que dices Mario, porque esto sería que en dos días nos tumban la campaña completa diciendo que Nicolás está loco”».

A Silva nunca le llegó vídeo alguno del extraño suceso, pero si recibió de Tarek El Aissami una fotografía de la aparición. «Me la mandó por correo. “Impresionante”, me pone. “¡Coño, Chávez nos está vigilando!”, y vainas así. Yo, como buen marxista, me quedé callado y no dije nada», dice al teniente coronel castrista.

Silva sospecha que detrás de la sorprendente aparición estuvo el presidente de la Asamblea Nacional: «Yo pienso, aquí en mi muy malvada y maquiavélica cabeza, que esta vaina la fomenta Diosdado Cabello, sabiendo que si esa vaina salía al aire…». Y hasta ahora, nada se había publicado. «Eso se acabó, murió, no se habló más nada», cuenta el presentador chavista al militar cubano.

Machismo chavista

Entre otros asuntos, Mario Silva confiesa creer que el presidente Maduro pueda estar siendo manipulado por su mujer. «Tengo temor, Palacio, de que Nicolás […] esté siendo manipulado por Cilia», dice el presentador, que como solución al problema propone un poco de machismo.

«Este es un continente de caudillos, y la mujer tiene que estar en la sombra»

«Este es un continente de caudillos, compadre, y la mujer tiene que estar en la sombra. Por muchas vainas místicas, vainas espirituales, a la misma mujer venezolana le gusta el hombre de poder. […] Chávez, teniendo su mujer, o las que tuvo -no me interesa si las tuvo o no las tuvo-, era un hombre misterioso para las mujeres porque tenía dos divorcios, […] agradaba mucho a las mujeres», dice el presentador a Palacio.

«Coño, ¿habrá alguien que le diga a Nicolás que deje de estar mostrando a Cilia? Que se mantenga como líder, y no como que “aquí está mi mujer, un besito” y vainas así por el estilo. Esta no es una campaña norteamericana, esta es una campaña latinoamericana», concluye Silva.