La mayoría de los catalanes ve inevitable el choque con Madrid

País Madrid 26 JUL 2015

Screen Shot 2015-07-26 at 8.05.06 PM

Los ciudadanos suspenden, mayoritariamente, a los dos máximos responsables de la gestión de la crisis, Mariano Rajoy y Artur MasScreen Shot 2015-07-26 at 8.06.11 PM

Las posibilidades de encontrar una salida que conduzca al acuerdo entre las fuerzas secesionistas de Cataluña y el Gobierno de Madrid se diluyen a dos meses de la celebración de las elecciones catalanas el próximo 27 de septiembre. El desánimo o el realismo inducen a más del 60% de los ciudadanos de esa comunidad a declarar que es casi imposible evitar la ruptura con el resto de España, según recoge Metroscopia. La esperanza aguanta en el resto de España, donde el 55% cree que aún se puede evitar la ruptura. El sentir a un lado y otro del Ebro es similar en la censura de la actuación de Mariano Rajoy yArtur Mas.

Aún no se han convocado las elecciones en Cataluña pero desde la Generalitat y del Gobierno central se anuncia que “todo está preparado”. Los primeros, para publicar el decreto de convocatoria, con fecha última el 3 de agosto, y, desde Madrid, con el aparato del Estado vigilante por si ya ese decreto les diera carácter plebiscitario a los comicios, lo que parece descartado, y tuviera que intervenir el Tribunal Constitucional.

Si el texto se limita a convocar unas elecciones autonómicas, sin referencias al inicio de un proceso de secesión, no tendría consecuencias jurídicas. Pero todos, de un lado y otro de Ebro, saben de qué se trata, y también queda en evidencia, según el estudio realizado por Metroscopia entre los días 20 y 22 de julio, que la división de la sociedad catalana es un hecho incuestionable. Un 60% ha perdido toda esperanza en que pueda haber un acuerdo que evite la ruptura; mientras que un 55% de ciudadanos del resto de España aún lo cree posible.

Queda por ver el apoyo que tiene en las urnas el objetivo de la secesión, pero lo cierto es que un nada desdeñable 39% de los consultados estima que “sería malo” para Cataluña, frente al 47% que solo ve ventajas. No hay desentendimiento fuera de España por el devenir de Cataluña como refleja la opinión del 73% de ciudadanos que considera “malo” para España que esta comunidad autónoma se convierta en Estado independiente.

El todos contra todos que caracteriza este profundo conflicto político e institucional conlleva que tanto desde Madrid como desde Cataluña se juzgue con severidad la actuación pasiva del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, como el órdago lanzado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas. Los reproches del porqué Mariano Rajoy no ha intentado en estos últimos años buscar alternativas para el mejor encaje de Cataluña en España son moneda común en esta precampaña oficiosa.

Así, fuera de Cataluña, un 55% de los consultados estima que Rajoy no ha actuado de forma acertada en relación con el planteamiento soberanista del gobierno catalán. Tampoco Artur Mas sale bien parado en Cataluña si se atiende al 59% que estima desacertado su planteamiento secesionista.

Por el federalismo

Los contrarios a la secesión convergen en el principio de que Cataluña es parte de España y, por tanto, consideran improcedenteuna declaración unilateral de independencia. A partir de ahí, no hay coincidencia ni en la estrategia ni el discurso político. Pase lo que pase, los socialistas, tanto el PSC como el PSOE, no van a soltar la bandera del federalismo para lo que será necesaria la reforma de la Constitución. Para ello no hay receptividad ni en los partidos por la secesión ni en el resto de fuerzas constitucionalistas, pero sí hay masa crítica en la ciudadanía.

Un 54% de catalanes se muestra de acuerdo en que España sea un Estado Federal, en tanto que, de momento, en el resto de España solo un 34% lo apoya. A corto plazo solo cabe afrontar las elecciones autonómicas cuyo resultado determinará si las fuerzas secesionistas tienen el apoyo mayoritario de la sociedad para seguir adelante con su plan.

MÁS INFORMACIÓN