Share this:

" />
La oposición vuelve a marchar para denunciar abusos y represión

marzo 1, 2014 http://www.lapatilla.com

FOTO REUTERS/Tomas Bravo

FOTO REUTERS/Tomas Bravo

Opositores convocaron este sábado a nuevas protestas contra la tortura y represión, luego que unidades antimotines detuvieran decenas de personas, entre ellas corresponsales extranjeros, y que la televisión estatal acusara a los detenidos extranjeros de terrorismo internacional

Marcelo Daniel BRUSA/AFP

Manifestantes opuestos al gobierno y la Guardia Nacional se enfrentaron la noche del viernes en el este de Caracas, con saldo de mas de 40 detenidos, informó el Foro Penal Venezolano, que más temprano había acusado a la policía por decenas de violaciones a los derechos humanos.

Dirigentes del ala radical opositora, entre ellos la diputada independiente Maria Machado y el partido Voluntad Popular (cuyo líder Leopoldo López está preso y su número dos prófugo) convocaron a marchas en toda Venezuela contra “la represión, tortura y persecución”.

Los incidentes del viernes reavivaron la tensión que había comenzado a bajar –en el marco de los feriados de carnaval– tras 24 días de protestas con saldo de 18 muertos, 260 heridos y un millar de detenidos.

El presidente Nicolás Maduro ha calificado como un intento de “golpe de estado” las manifestaciones iniciadas por estudiantes el 4 de febrero y a las que se sumaron dirigentes opositores radicales que piden ocupar las calles para forzar la salida del gobierno electo en abril de 2013.

El viernes en el feudo opositor de Altamira, los antimotines atacaron con chorros de agua y gases lacrimógenos a manifestantes, muchos de ellos encapuchados, que respondieron con una nutrida lluvia de bombas incendiarias, constataron periodistas de la AFP.

La televisión gubernamental, sin citar fuentes, dijo que una “operación especial de la Guardia Nacional en Altamira permitió la detención de 41 guarimberos (manifestantes), de los cuales ocho son extranjeros y se encuentran requeridos por terrorismo internacional”.

El Foro Penal Venezolano informó que entre los detenidos está la fotoperiodista italiana Francesca Commisari, colaboradora del diario venezolano El Nacional.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de Prensa denunció por su lado que, al margen de los 41 detenidos, también fueron arrestados y liberados anoche mismo un corresponsal del diario The Miami Herald y un equipo periodistico de la agencia The Associated Press.

Poco después corresponsales extranjeros recibieron vía electrónica una carpeta elaborada por el ministerio de Información y Comunicación, titulada “Venezuela bajo ataque mediático”, que incluye fotografías y artículos definidos por el gobierno como “mentiras vinculadas al golpe suave”.

Las marchas, en el país con las mayores reservas petroleras mundiales, están azuzadas por altísimas tasas de homicidio (79 casos anuales cada cien mil habitantes según una ONG, la mitad según el gobierno), inflación (56%) y recurrente escasez de bienes básicos (uno de cada cuatro).

- Denuncias de abusos –

Opositores, y ONG han denunciado el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía para disolver las protestas.

“Hemos registrado y verificado y lo presentamos a la defensoría del pueblo y a la dirección de derechos fundamentales de la fiscalía 33 casos de tratos crueles e inhumanos o torturas”, dijo el viernes Alfredo Romero, presidente del Foro Penal Venezolano.

Uno de los casos que investiga el Foro Penal es la presunta violación con un fusil de un joven, por el cual hay detenidos tres efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

La Fiscal General, Luisa Ortega, reconoció que se han abierto investigaciones por 27 casos de abusos y enfatizó que “el Ministerio Público, bajo ninguna circunstancia, va a permitir el quebrantamiento de los derechos humanos”.

El jefe de Estado, que asistió a la segunda jornada de una mesa de diálogo convocada para superar la crisis, reiteró un llamado al diálogo al movimiento estudiantil.

“Se ha decidido hacer todas las diligencias posibles para hablar con todo el movimiento estudiantil venezolano”, dijo Maduro ante religiosos de distintas confesiones, empresarios, intelectuales, y gobernantes locales, pero con la ausencia de la alianza opositora que boicoteó el encuentro.

“El diálogo de Maduro es: vengan a Miraflores y mientras hablo en cadena (obligatoria de televisión), persigo, asesino y reprimo en la calles” acusó a través de su cuenta twitter el encarcelado Leopoldo López.

“Para Nicolás Maduro el diálogo es un retroceso táctico, producto de la presión en las calles, no una verdadera convicción” agregó el mensaje que fue transmitido desde la cuenta de López por su esposa Lilian Tintori.

El presidente, heredero político del creador de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez -cuyo primer aniversario de fallecido se conmemorará este 5 de marzo-, convocó a este diálogo en el marco de las peores protestas que enfrenta desde que fue electo en abril de 2013.

Las protestas las iniciaron estudiantes de la occidental San Cristóbal el 4 de febrero en reclamo por la inseguridad, luego de un intento de violación en un campus.

A partir del 12 de febrero comenzaron a registrarse al término de las protestas incidentes entre grupos enmascarados salidos de las marchas opositoras, unidades antimotines acusadas de represión desproporcionada y grupos armados no identificados que atacaban a los manifestantes.

En el momento mas fuerte de las protestas el gobierno dijo que las manifestaciones afectaron a 18 de los 335 municipios venezolanos.