La política peruana implosiona en un ambiente de “que se vayan todos”

El vicepresidente asumirá casi sin apoyos mientras la izquierda pide cambiar un sistema podrido